Mas de la Rosa 2016 de la DOQ Priorat. Exclusivo Familia Torres

Escrito por  Mar 31, 2019

Este vino nace de un único viñedo en propiedad de viejas cariñenas y garnachas plantadas hace 80 año “Es uno de los parajes más bellos y recónditos del Priorat,  ajeno al paso del tiempo”, según Miguel Torres Maczassek

Vilafranca  del Penedès, 2 de  abril  de 2019.  Familia Torres  captura  la  esencia del Priorat   más recóndito  en  Mas  de  la  Rosa  Vinyes  Velles  2016,  un  nuevo  vino  exclusivo  de  gran  elegancia que procede del bello paraje del que toma el nombre, en el término municipal de Porrera. Se trata de un viejo viñedo en propiedad de 80 años de tan solo 1,9 hectáreas, plantado en vaso tradicional y  en  costers,  pronunciadas  pendientes  donde  la  llicorella  aflora  en  forma  de  rocas laminadas de color cobre oscuro entre las que las raíces de las vides se abren paso para buscar agua y nutrientes. 

Programa de #DiariodelVino, que comparte con sus avisadores

Responsible

“Es uno de los lugares más cautivadores del Priorat, una viña resguardada y escondida, que se abre ante el visitante como un anfiteatro. Es sin duda nuestro mayor tesoro y lo tiene todo para hacer  un  gran  vino”,  afirma  Miguel  Torres  Maczassek,  quinta  generación  de  Familia  Torres.  Y añade: “Con Mas de la Rosa, hemos querido que la viña se expresara por sí sola, realzando su pureza y singularidad, sin interferencias”. 

Situada  a  una  altura  de  casi  500  metros  en  su  punto  más  alto  a  la  que  se  accede  por  una estrecha  y    sinuosa  pista  forestal,  la  finca  tiene  plantadas  5.800  cepas  viejas  de  cariñena  y garnacha,  entre  las  que  se  mezclan  unas  pocas  vides  de  picapoll  negre.  Todos  los  trabajos  se realizan de manera manual y con la máxima delicadeza para preservar el paisaje y la integridad del fruto. “Desde hace años, hemos ido constatando el enorme potencial de este viñedo ya que comprábamos la uva para destinarla a nuestro vino Perpetual. La vinificábamos por separado y los  lotes  siempre  destacaban,  así  que  en  2016  decidimos  elaborar  un  vino  que  procediera únicamente de este lugar”, señala Miguel Torres.

Es  una  de  las  primeras  fincas  de  Porrera  en  la  que  históricamente  ya  se  hacía  vino,  como testimonian  viejos  lagares  de  la  zona,  y    está  documentada  como  tal  en  el  libro  ‘Crónica    de Porrera 1865’ de Josep Simó i Serres, donde se la describe como “una buena masía situada a 3 cuartos  de  hora  de  lo  que  ahora  es  población”.  El  nombre  Mas  de  la  Rosa  procede,  según cuenta  el  autor,  de  la  esposa  de  un  antiguo  propietario  de  mediados  del  s.  XVIII  que enloqueció y “prendió fuego a la casa y la redujo a cenizas”.

Mas de la RosaMas de la Rosa 2016, obra del enólogo Jordi Foraster, se ha elaborado con la máxima delicadeza, con extracciones suaves y una crianza en barricas de roble francés durante 16 meses, respetando la expresión del terroir. El resultado es un vino singular, de extremada finura y estilo fresco, favorecido por la situación de la finca en una zona fría con orientación este. Esta orientación permite que el ciclo de maduración de la uva sea largo y con un ritmo adecuado, ya que durante el verano la viña queda sombreada a partir de primera hora de la tarde, evitando la insolación directa en los racimos. En cuanto a la añada, 2016 fue un año relativamente normal en cuanto a pluviometría y temperaturas, que no fueron particularmente altas durante el verano.

De este vino se han producido únicamente 2.059 botellas, que se asignarán por cupos a restaurantes gastronómicos de 15 países. El 80% se destinará a mercados exteriores, entre ellos Canadá, Alemania, Inglaterra, Japón, China, Hong Kong y Estados Unidos. Es el vino más exclusivo de cuantos elabora Familia Torres, que ya sale al mercado avalado por la crítica internacional con 94+ puntos Parker y 94 puntos en la revista británica Decanter.

Familia Torres en el Priorat

Mas de la Rosa es el primer vino de la Familia Torres en la DOQ Priorat que procede de un único viñedo singular, un proyecto impulsado por Miguel Torres Maczassek, quinta generación, cuya obsesión es la de mostrar la expresión de un paisaje, de un lugar determinado, buscando la frescura y elegancia. Las otras dos referencias que elabora, Perpetual y Salmos, se nutren de viñas situadas en varios municipios que, en el caso de Salmos, son mayoritariamente de propiedad.

Mas de la Rosa

Familia Torres plantó sus primeras viñas en la región a finales de los años noventa y cuenta actualmente con 25 hectáreas de viñedo propio en El Lloar, donde también se asienta la bodega, y 50 ha en Porrera. Recientemente ha adquirido 15 ha en la zona de Els Tossals, donde está realizando una plantación experimental de una pequeña parcela del que será el viñedo de piedra llicorella más alto del Priorat, a 746 metros de altura, un proyecto a muy largo plazo pensado para afrontar el cambio climático.

 Precio recomendado Mas de la Rosa Vinyes Velles 2016: 370 euros

Pie de foto Portada: Manolo Del Águila, anterior propietario de Mas de la Rosa; centro: Miguel Torres Maczassek, director general de Familia Torres; y último derecha Jordi Foraster,  enólogo de Familia Torres Priorat.

Ultima vez modificado Viernes, 07 Junio 2019 12:05