Vino Pionero 2014 98/100 James Suckling, de Familia Bemberg

Escrito por  Mar 26, 2019

James Suckling vuelve a sorprendernos este año con los vinos de Argentina. El crítico de moda que prueba sus fuerzas y conocimientos recorriendo el planeta con miles de horas de vuelo,arrastrando a su equipo de cata, gerentes de producción, cámaras y utileros (¿por que no?) recorriendo viñedos de todo el mundo (aunque aún esperamos los de China James, sería revelador), prepara al mismo tiempo las presentaciones en San Francisco, Miami, Nueva York, para recalar finalmente en su cuartel general de Hong Kong. Sin embargo, un sitio preferencial y un tiempo primero lo destina a su visita anual a Argentina. Y ahora es cuando nos presenta su cata que ha denominado este año "vinos extremos" de ese país. Y vaya si son extremos y novedosos este año. En principio James reconoce que Argentina define mejor sus vinos. Asegura que pasaron los tiempos de prueba del malbec, para saber ya cuáles malbec esperan los aficionados al buen gusto de los enólogos argentinos. Y aquí están los cien vinos clasificados de mayor a menor; vale decir, del mayor puntaje (100) a los menores. Sin embargo, nosotros decidimos presentarles no el primero que en Argentina siempre es previsible, sino una novedad de peso: entre los primeros puestos (digamos ya en el cuarto) con 98 puntos (casi la excelencia total) irrumpe un nuevo actor. 

 Programa de #DiariodelVino, que comparte con sus avisadores

Responsible

Nada mas y nada menos que la Bodega de la Familia Bemberg. Ahí vamos para contarles algo sobre esta irrupción particular. El apellido Bemberg tiene una especial raigambre en el país del "fin del mundo", con una historia de posicionamientos férreos en primeros puestos y dominio absoluto de sus capacidades operativas, tecnológicas y financieras. Hasta hace muy poco tiempo eran los líderes absolutos en mercados de estas tierras de la Cerveza. Y sus etiquetas fueron favorecidas por el fervor masivo  que les hizo construir un modelo especial de empresa. Imprevistamente, o casi, la Familia Bemberg decidió desprenderse de su valioso sello para venderle todo lo "alambrado y plantado" a la competencia de Brasil. Hay que tener agallas para hacerlo ¿no?.

Y decidieron no probar suerte, sino probarse (solidarios y en Familia) en el casi rocambolesco territorio del vino argentino. Tienen experiencia de mercados y no carecen de experiencia en bodegas, aunque limitadas (por ahora). Sin embargo, con una compra excepcional de plantaciones (mas de 3000 Daniel Pihectáreas de viñedos, bodegas, instalaciones, etc.) y captando lo mejor de la enología con el mejor, están decididos a dar pelea en la cúspide, y solo en la cúspide. Así se instalaron en un territorio de privilegio: Gualtallary, en Mendoza. La crema del malbec se encuentra en esos dominios. Ellos también. Y el resultado - por ahora - son los 98 puntos de James Suckling a su vino Cosecha 2014 de su etiqueta Pionero.

Esto los ubica en el cuarto puesto de la lista de 100, a solo dos puntos del 100/100 que detenta con fé Nicolás Catena Zapata en el primer puesto. Previsibilidad absoluta: Catena hace buenos vinos y tiene historias como ésta: fué el descubridor de Gualtallary. Pero le prometimos primero hablar de Familia Bemberg y eso haremos. En sus notas de cata, sobre el vino Pionero, JS asegura: 

Fabulosos aromas de flores, frutas oscuras y champiñones con tierra húmeda y tabaco dulce. Siempre tan sutil. Cuerpo completo, con tanta delicadeza y refinamiento. 
El cedro y el ligero carácter de sándalo resaltan la sutil fruta. En boca acariciando. Todo está resuelto y hermoso en este vino. 76% de malbec, 17% de cabernet
sauvignon y 7% de cabernet franc. Bebe y disfruta esto ahora o mantenlo en tu bodega.

Para finalizar esta nota, que esperamos podamos ampliarla en el futuro, solo vamos a agregar que le hemos escuchado algunas definiciones al chief winemaker de Familia Bemberg, Daniel Pi (uno de los grandes enólogos argentinos. Foto de la derecha)): "Esta bodega no va a ser una gran bodega: será solo una bodega a escala humana, pero ha de ser la mejor bodega, como la que cualquiera de nosotros desearíamos tener, una "casa" para absorber la energía de la Familia Bemberg (como pretende la Familia misma) y una fina realización de la que la vitivinicultura argentina estará orgullosa". 

 

 

  

Ultima vez modificado Domingo, 31 Marzo 2019 10:18