Diario del Vino

Diario del Vino

Un fenómeno de estos tiempos puede pasar desapercibido para muchos en la vorágine de los acontecimientos diarios. Sobre todo en estos tiempos de Pandemia. El mismo se reduce a una simple pregunta ¿Cuál es el nivel de conflictos que puede generar la educación? Aparentemente el tema podría ser soslayado: nunca pudimos haber llegado a este nivel de los tiempos modernos cuando precisamente lo que marca la diferencia es eso: la capacitacion en Universidades.

Sin embargo, presten atención a este llamado alarmante que surge del archivo de una publicación de Australia del año pasado: "Informe reveló que siete de las principales universidades de Australia dependen de los estudiantes extranjeros de China para su supervivencia financiera". 

En ese momento - tan solo unos meses atrás - las relaciones entre China y Australia era similar a un aceitado ingenio de moderna tecnología: El país oceáncio había descubierto el grandioso mercado del gigante asiático, y éste acogió - mas bien buscó - incorporar a su desarrollo colosal, los productos mas variados, desde vinos a carnes, productos agropecuarios e infinidad de otros productos, e incluso estilo de vida. Eran tiempos en que el mundo del vino por ejemplo se quedaba asombrado por la cantidad de botellas del mejor vino australiano que satisfacia la sed del producto de la uva en China. Pero, ese mismo año - 2019 - apareció el Covind-19 y todo se desbarrancó en la relación idílica China-Australia

Junto con el virus, llegaron los reclamos: Australia recuperó sus relaciones con Estados Unidos y exigio una investigación sobre el origen de la epidemia.  

Después vino todo lo que conocemos - y padecemos - con el agreagado de rupturas, posicionamientos, denuncias y reclamos. Al compas de la nueva realidad, el idilio Trump-Xi Jionpin se hizo trizas pasando del coqueteo al odio, Xi se corrió hacia Europa encontrando oídos predispuesto en Francia y Alemania ("tantos años luchando juntos" se le escuchó decir a un prominente dirigente alemán refiriéndose al. presidente de los Estados Unidos Donald Trump y sus berrinches, que se tradujeron en soberanos impuestazos contra los vinos y otros productos de Europa)..

La dolorosa situación de las Universidades de Australia

Universitarios chinos

Hoy un cable de Reuters origina títulos que sobresaltan a la Economía del país de los canguros, al reflejar la "realidad sin remedio" (como diría Jorge Luis Borges): 

La economía de Australia, que enfrenta su primera recesión en 30 años debido al coronavirus, sufriría si los estudiantes chinos escucharan una advertencia de su gobierno de mantenerse alejados debido a "incidentes racistas", dijo el miércoles el ministro de Comercio de Australia.

La educación internacional es la cuarta mayor fuente de divisas de Australia, con un valor de A $ 38 mil millones (U$S 26 mil millones) anualmente, y más importante para la economía, como que la carne de res o cebada, los productos golpearon con "las prohibiciones y aranceles de importación de China el mes pasado".

China es el socio comercial más importante de Australia y envía la mayor cantidad de estudiantes internacionales, representando el 37.3% de 442,209 estudiantes extranjeros en educación superior en 2019, según datos del Departamento de Educación.

Es que pocos advirtieron el efecto de acumulación de riqueza al mas puro estilo del capitalismo, en la que devino en tiempos modernos la Educación Universitaria.

Bebe con la sabiduría de un amante del Vino
The Responsible Wine Consumer

Y esto no es patrimonio de algunos países.

Regiones enteras - sobre todo en Asia - y varios países en desarrollo, tienen en sus Universidades, no solo el soporte de conocimientos para acompañar el desarrollo de la tecnología digital en la que estamos inmersos, sino para buscar "recursos vendiendo conocimientos". Así, la Educación se ha tansformado en un bien de consumo masivo. Salir de la mediocridad o, incluso de la pobreza, requiere Educación. Un concepto que debieran analizar bien sobre todo en países sudamericanos como Argentina, Brasil y Chile

Solo dos regiones están ausentes de este explosivo desarrollo: Africa y Latinoamérica. El precio a pagar será mucho mas alto, y el tiempo de visibilizarlo ocurrirá cuando pase el mortal corcet del coronavirus. Nada tan pesimista como la visión aristotélica: "La única verdad, es la realidad"

Ricardo Eulogio Brizuela

Editado en la Redacción de Diario del Vino en Ensenada, Estado de Baja California, México

Esta es una nota que nos llega por el servicio de noticias del equipo de cata de James Suckling. En la oportunidad se trata de un tema al que muchos han marginado por tiempo. Sin embargo, hay casos como éste en que se le da la verdadera importancia tal como se merece

GarzónSe trata de la mención obligada a uno de los terroir menos difundido en Sud América por razones precisas: Su existencia está rodeada de gigantes como Chile, Argentina y el mismo Brasil. En este caso, los dichos sobre Uruguay, es Justicia. 

 Bebe con la sabiduría de un amante del Vino
The Responsible Wine Consumer

"Algo me es increíblemente familiar sobre Uruguay (Dice James Suckling, y continúa la nota). Me recuerda al sur de California en la década de 1970 cuando estaba creciendo. Parece tan intacto y original. La gente es amigable. El ambiente es frío y natural. Las playas son vírgenes como el campo. Es virgen" 

"Por supuesto, solo he estado en Punta del Este unas pocas veces. Pero el ambiente es un lugar genial para hacer vinos y los vinos mejoran cada año. Lo único que lamento es que no probé más vinos con solo 45 vinos calificados en una degustación rápida en febrero. Espero volver o al menos probar más vinos de Uruguay en el futuro".

"En general, menos es más para hacer vino aquí. Descubrí que muchos productores simplemente lo intentaban demasiado. Escogieron demasiado tarde, o extrajeron demasiado los taninos durante la vinificación, o utilizaron demasiada madera nueva en la crianza y dejaron sus vinos en barrica durante demasiado tiempo. Aquellos que intentaron hacer vinos más refinados y directos recibieron mejores calificaciones". 

"La posibilidad de hacer vino de calidad es infinita", dijo Hans Vinding-Diers, quien es mejor conocido por hacer vinos de felpa en Argentina, particularmente en Noemia en la Patagonia, pero que también consulta en Uruguay en Bodega Oceanica Jose Ignacio. "Estoy muy contento con el equilibrio de los vinos, especialmente los blancos". 

"La bodega para la que consulta se encuentra en la región de Maldonado, de donde provienen todos mis vinos mejor calificados de este informe (sigue Suckling su nota)Me recuerda a partes de la costa central de California como Santa Bárbara o el condado de San Luis Obispo, pero es menos caluroso y seco. Las vides se plantan en colinas que se utilizan para otras plantaciones agrícolas y ganaderas".

"Esta es el área donde el magnate argentino del petróleo Alejandro Bulgheroni creó una finca vinícola fenomenal, Garzón. La propiedad masiva tiene más de 200 hectáreas de viñedos plantados en suelos arenosos graníticos. También cuenta con un hermoso campo de golf y un centro de visitantes completo con un restaurante del posiblemente el mejor chef de fuego abierto del mundo y maestro de la cocina argentina Francis Mallmann. El sueño de Bulgheroni es hacer de la Reserva Napa de Garzón en América Latina, un club privado que permite a los miembros ricos hacer sus propios vinos con todas las comodidades". 

¿Le interesa conocer algo más sobre Bodega Garzón?

Para completar la nota insertamos uno de los mejores productos de la Bodega Garzón. Seguramente si usted vive cerca del  Rio de la Plata lo conoce. Si no, ahora, en Tiempo de Pandemia, tome una guia de delivery y consigase una botella. Su precio es de $ uruguayos 7360 y la misma bodega se encarga de promocionar sus bondades: "En nariz - dice - presenta notas de fruta fresca roja y negra, especiado complejo y elegante. En boca los taninos son jugosos y vibrantes con energía y vitalidad asociada a una excelente textura y un largo final.  ". 

Editado en la Redacción de Diario del Vino de Esenada, Estado de Baja California, México. 

Antonio Bolívar en "El abrazo de la serpiente": el protagonista de la aclamada película murió de Covid-19 - Mapa: lacoladerata.co


Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia y el mismo Brasil tiene mayoría de caso de infectados en sus respectivas zonas colindantes del área selvícola respecto de las propias cifras.

Así, este área de preeminencia mundial se transforma en un verdadero disparador del mal que afecta ahora a Latinoamérica. Estas regiones fronterizas son densamente pobladas por pueblos originarios, totalmente indefensos y carentes de toda atención de servicios de salud de parte del gobierno de Brasil.

 Amazonia Brasil Colombia Peru Venezuela Bolivia

Así lo informa el diario O'Globo, uno de los matutinos de mayor prestigio e influencia del gigante sudamericano. 

Uno de los enfoques más delicados es la triple frontera entre Brasil, Colombia y Perú, donde el número de personas infectadas crece a diario y, en los países vecinos, la tensión aumenta porque está al lado de uno de los epicentros mundiales de la pandemia, Brasil.



Todas las localidades, 13 pueblos de la amazonia se incluyen en un listado con mayores afectados del Covid-19 de Brasil. Uruguay propuso una alianza de países para una lucha en común contra el virus. Participaron Chile, Colombia y Perú. Brasil no participa.

Prácticamente las áreas colindantes con la Amazonia de Brasil de los países nombrados,  sobre todo la de Colombia, está poblada por indefensa comunicades de indígenas que se encuentran totalmente desprotegidas y en la ignorancia mas absoluta sobre el coranavirus, sus sintomas, sus efectos y por supuesto de cuidados para un mal altamente letal al que son obligados a entregarse por su propia condicion marginado de la sociedad brasilera.  

 

Editado en la Redacción del Diario del Vino, Ensenada, Estado de Baja California, México.