Curso Básico - Introducción al Vino - Clase Tercera - Primera Parte

Escrito por  May 24, 2015

Clase Tercera – Primera Parte: Las Uvas (Descripción) – Uvas blancas y tintas – Uvas Europeas y Uvas Regionales – Enfermedades – Clase Tercera – Segunda Parte: Comencemos una Cata IV – La Vista - El Color – Clase Tercera – Tercera Parte. El Decantador (Sus formas - Su historia – Su Uso). 

Clase Tercera – Segunda Parte: Comencemos una Cata IV. La Vista – El color – 2.   En esta parte (2) de esta Clase vamos a referirnos con mayor profundidad a este elemento fundamental de la Cata que es la Copa. Generalmente se aceptan dos versiones de este precioso adminículo. Pero debemos volver sobre lo dicho, no es necesario recurrir a ellos si se tienen otros objetivos que no son los profesionales de un Catador. En este caso, una copa o un vaso con las características que describimos, nos servirá igualmente para probar un vino, aunque se dice que un cristal delicado y fino, ayuda a exaltar los aromas y el sabor del vino.

Como dijimos antes, las copas profesionales son muy delgadas, equilibradas, sin ornamentaciones y con material de plomo de calidad. El plomo es el elemento que permite la misma imagen en cualquier ángulo y desde cualquier perspectiva que se mire el líquido. Están elaboradas con cuarzo, arena, carbonato cálcico, potasio sódico y óxido de plomo.

En general, los profesionales de la Cata aceptan el uso de copas bajo las normas AFNOR. 

Estas siglas significan Association Française de Normalisation. El grupo AFNOR desarrolla sus actividades internacionales de normalización, provisión de información, certificación y ensayo. Las copas se fabrican bajo especificaciones que corresponden a la Norma ISO 3591-1977. Tienen las siguientes características:

Altura: 155 mm - Diámetro de la parte más ancha: 65 mm - Diámetro del borde: 46 mm - Grosor del pie: 9 mm - Diámetro de la base: 65 mm.

En un plano estético superior, la firma Riedel – una zaga de fabricantes de vidrio instalados en Bohemia desde el siglo XVIII  – tiene una colección que incluye la mayor oferta de éstas para distintos varietales. Son éstas uno de los lujos mayores de los amantes del vino. Pero sólo en la década de los años 70 del siglo XX, la empresa logró afianzarse en su producción de copas, con una iniciativa innovadora que la llevó a revolucionar la Cata con ejemplares de dimensiones superiores que permitieron la apreciación extraordinaria del vino tanto sea visual, como olfativamente y por el color. Reemplazó de esta manera las viejas copas de pequeño tamaño que se usaron hasta entonces (Arriba: Un artesano de la empresa Riedel – en sus comienzos - sopla el vidrio con una caña primitiva junto al horno. Respecto a este trabajo hay que agregar que así se soplaban las primitivas botellas. Y una anécdota: el aire que daba la forma a la bola ígnea, debe ser continuado y sin pausas para hacer un producto standard, así es que el soplador debía tener buena capacidad en sus pulmones para mantener, regular y expirar el mismo. Esta acción llevaba un promedio de una capacidad en una botella de un mínimo de 750 mililitros.  Es por eso que las primeras botellas salieron con esa capacidad que nunca se cambió. Aun hoy, con modernos hornos y  moldes, las botellas standard siguen teniendo 750 mililitros J).

Pero seguramente, en el terreno de las satisfacciones que el vidrio le brinda al wine lover, se encuentra a la par de las copas, otro implemento igual de necesario. Se trata del Decantador.

El Decantador es casi tan antiguo como el vino mismo. Desde el comienzo el vino se hizo para beber, y el hombre debió imaginar las formas y la hechura de los recipientes con los que presentaría ésta bebida en sus fiestas y comidas. Por eso, no es de extrañar que los primeros decantadores hayan sido  ánforas de barro y posteriormente de cerámica. En este sentido, sólo nos llegaron imágenes de griegos y romanos como ésta que ilustra arriba esta clase.

Para terminar el tema Copas, incluiremos un muestrario de las más comunes y contaremos esta historia, hasta llegar a lo que hoy conocemos como Decantador, para finalizar luego con la Vista y el Color en una Cata.

Fin de Clase Tercera – Primera Parte: Comencemos una Cata IV. La Vista – El color – 2  

Ultima vez modificado Domingo, 13 Mayo 2018 00:03