Noticias

Cuando se habla en cualquier lugar del mundo de los vinos argentinos, inmediatamente se hace referencia al malbec, el vino ícono de la vitivinicultura del país sudamericano.

“El medio es el mensaje” es una frase que se popularizó en la década de los setenta. Mediante ella se renovó la presentación precisamente de los mensajes rodeados de una pátina de modernismo novedoso.

El encuentro de la presidenta de la Nación Argentina Cristina Kirchner tuvo una nota de color interesante en el que el vino Malbec fue el protagonista.

Con el apoyo del Ministerio de Turismo de Mendoza se realizó en Bodegas Salentein en Tunuyán, la segunda edición de la “Media Maratón por los Caminos del Vino”; evento que tiene la finalidad de promover el turismo y el running en ambientes naturales, donde los viñedos, las bodegas y la imponente Cordillera de los Andes se fusionan en un paisaje único. La maratón congregó a más de 500 corredores de Mendoza, el país y el mundo.La carrera ofreció las modalidades de 21 kilómetros y 10 kilómetros. El camino fue por ruta N° 89 el paraje Los Árboles y la Bodega Salentein, recorriendo el Valle de Uco y las bellezas de la región. De este modo, busca instalarse como una prueba clásica para el calendario atlético del país,  reuniendo en esta edición a corredores de diferentes países.

Según cifras distribuídas por el Ministerio de Agricultura, España habría producido 50,6 millones de hectolitros consiguiendo una cifra record. “Lo que puede ser más sorprendente es que España es, por primera vez, como el principal productor de vino del mundo”, dijo Rafael del Rey, Director Ejecutivo del Observatorio Español del mercado del Vino.

Según experiencias de mujeres francesas vinculadas con el vino, el mundo del vino sigue estando dominado por los hombres.

Después de 200 años volvió a ver la luz del día una botella de preciado vino Fondillón, cargado en el puerto de Alicante y víctima de un naufragio en la zona del delta del Ebro.

La segunda edición de la Media Maratón por los Caminos del Vino largará desde Bodegas Salentein, en Tunuyan el próximo sábado.

Todo el mundo mira con atención la evolución china en los negocios y los chinos en China buscan con seriedad nuevas oportunidades y algunos vuelven sus ojos al viejo y lucrativo negocio de la falsificación.