Según estudios oficiales, México podría sumar 165 mil hs. a la explotación de vino fino.

Nov 15, 2013

Ensenada (Baja California - México) México estaría a las puertas de una revolución en el ámbito de la producción y el consumo de vino.

Se conoce que hace dos años el Consejo Mexicano Vitivinícola realizó un estudio con los técnicos de la Sagarpa (ente oficial) en el que se detectaron dos millones de hectáreas en el Altiplano y Norte del país con fines de plantación de uva, de las cuales 165 mil servirían para producir vinos de primerísima calidad en las regiones de Baja California, Coahuila, Querétaro, Aguascalientes, Guanajuato, Zacatecas, San Luis Potosí e incluso en Jalisco, Entidad en donde actualmente se está plantando de forma experimental, pues tiene las condiciones climáticas para hacerlo, explica el titular del Consejo. El dato alentaría sobremanera a inversores extranjeros interesados en invertir fuertemente de la mano de consultoras privadas, en proyectos de enoturismo. En este orden, serían profesionales argentinos quienes estarían ya trabajando con proyectos firmes en el país azteca.

La información sobre el consumo actual de vino del mercado mexicano da cuenta que hay en el país un creciente interés en vinos importados, dado que el 70 % de la plaza está cubierto por vinos chilenos, argentinos, españoles, etc.. Sobresale en este sentido la campaña de este último origen, que se esfuerzan en mantener la oferta por medio de campaña de bodegas interesadas y el apoyo de la Embajada y el Instituto de Comercio Exterior (ICEX)

 

La habilitación de tierras que en la actualidad se prueban con viñedos nuevos, podría ser un aporte de gran valor para el desarrollo a gran escala de los negocios relacionados con el vino.