El condom y el vino: Trayectorias milenarias que actualizan su utilidad

May 16, 2014

En la historia del hombre, como hemos visto en los capítulos de Soy el Vino, la presencia de éste en todas las civilizaciones está documentada en forma fehaciente.

El condom, sin embargo, pareciera que hizo su irrupción mucho mas tarde, cuando el hombre habría tomado conciencia y necesitado preservarse de las acechanzas de enfermedades de transmisión sexual.

Lo anterior, sin embargo, pareciera desmentirse con la información de que en las cuevas de Les Combarelles, Francia, habría unas figuras del paleolítico de una pareja usando protección en una evidente escena de sexo. La discusión en torno al tema no pudo todavía ser zanjada. Pero sí está documentado por ejemplo que, en Egipto, 1.000 años antes de Cristo se usaban ciertas fundas para proteger el miembro masculino.

Entre la realidad y la leyenda, el rey Minos de Creta – según estudiosos – escribió sobre la protección del hombre con uso de pulmones de pescado o vejigas de cabra. El mito de Minos – este rey fue el responsable de la construcción del laberinto del Minotauro – se desarrolla entre los años de 1700 a 1500 antes de Cristo.

El nombre de condom no encuentra paternidad cierta, aunque sigue transcurriendo su historia como adminículo de suma utilidad, incluso entre los soldados del Imperio Romano, que padecían largas temporadas ausentes de su propio hogar, en las guerras del Cesar contra los galos. .

No es difícil entonces imaginar una línea coincidente entre el vino y el condom en la historia de la humanidad.

Sin embargo, hoy vuelven a juntarse ambos en una epopeya distinta: el condom del vino. (Abajo foto de Wine-Searcher)


Sucede que Mitchell Strahan, un joven texano, advirtió que su madre sellaba la botella de vino usado, para la conservación del resto, con un film transparente, ajustado por una banda elástica en el cuello.

El bueno de Mitchell, conocedor de vinos, se dio cuenta que ese sistema no era el adecuado para conservar un buen caldo, sobre todo de la penetración de oxígeno. Entonces decidió que la botella debía tener un preservativo propio: así nació el Wine Condom.

Ahora, Mitchell ha iniciado la etapa de producción de su invento. Para este negocio logró que su propia madre aportara el capital necesario.

El Wine Condom rueda ya su propia historia, como protector del vino sobrante en una botella “Premium”.

17 de mayo de 2014


Busca ahora en el Diario del Vino el material de SoyelVino, con la historia del vino y la humanidad y otro módulo como Extensiones de SoyelVino en el que se irá explicando conceptos puntuales de este trabajo. Ahora puedes coleccionarlo ingresando a estos links.

Ultima vez modificado Sábado, 17 Mayo 2014 06:43