Ocho mil Châteaux en Bordeaux esperan la oferta salvadora china

Mar 27, 2014

Saint-Emilión es un pueblito encantador. Se encuentra al sureste de Bordeaux, tiene castillos de cuento de hadas, una antiguedad de miles de años, la catedral monólitica única de Europa y unos vinos Gran Cru excepcionales.A este lugar de ensueño llegó un día del 2012 la actriz china Vicki Zhao Wei y preguntó cuánto valía un chateau de la zona, concretamente el Chateau Monlot, con 7 hs. de viñedos y un Gran Cru prestigioso. Cuando se le dijeron no le temblaron las pestañas: sacó la chequera y firmó un cheque, que nunca se supo por cuanto fué, pero que muchos calculan que alcanzaba una cifra entre 4 y 5 millones de euros.

 

Este fue uno de los casos de esta invasión pacífica que hace de un pedazo de Francia de propiedad de súbditos chinos.

En realidad la moda la inició la compra del Châtau Viaud – una joya de la vitivinicultura de Bordeaux - por parte de un organismo oficial de China. Esto encendió luces rojas. Pero el fenómeno no se detuvo.

En el 2011 se registraron 15 operaciones más, no menos de 25 en el 2012 y en el 2013 el contador de operaciones ya registra unas 30. Desde que se inició la “fiebre amarilla”, fueron transferidos a capitales chinos 75 Châteaux.

¿Cuál es el negocio chino? Resulta que una clase adinerada se acostumbró a tomar buen vino gracias a la enseñanza de los mismos franceses. Los precios de una botella de Bordeaux en China están por las nubes. Entonces una etiqueta de segunda, que apenas puede costar 3 euros en bodega, se vende en Asia entre 15 y 100 euros.

Sin embargo, todavía queda margen para el asombro: se dice que viene una oleada de compra de castillos superiores que alcanza los 100 millones de euros. Los franceses ya están acostumbrados y todas las mañanas se ponen sus mejores galas para esperar a un chino con una oferta salvadora.

Hay, sin embargo, una dura competencia: Bordeaux tiene cerca de 8 mil Châteaux y casi todos ellos tienen un cartel rojo de oferta.

Para el asombro sin embargo hay un dato mas. Ahora se sabe que los primeros compradores y quienes pusieron en marcha este jugoso negocio con China, se preparan a revender sus adquisiciones a otros chinos. Estos dieron origen a la apelación de “especuladores con las viñas francesas en China”.

Foto: En los jardines del Chateau Viaud, el gerente del grupo comprador Cofco – un líder de alimentos de China – brinda por los negocios en Francia.

28 de marzo de 2014

Ultima vez modificado Viernes, 28 Marzo 2014 15:51