El vino chileno y los concursos internacionales

Mar 27, 2014

No hay dudas de que los concursos internacionales durante la década de los 90, fueron una gran vitrina para dar a conocer los vinos de nuestro país, con resultados sorprendentes en cuanto a medallas obtenidas por las viñas chilenas, lo que valió relacionar al país con el vino.

 

Es cierto también que las empresas vitivinícolas chilenas se esmeraron por ir mejorando cada día sus productos, en base a manejo de las viñas como también, con grandes inversiones en bodegas de vinos que no envidiaban en nada a las mejores del mundo lo que permitió que cada vez se presentaran mas muestras de vinos nacionales que representaban a las bodegas por años establecida, como también a las decenas que iban apareciendo en los diferentes valles chilenos.

Los resultados fueron sorprendentes y Chile se transformó en un país con un medallero increíble donde brillaban las medallas doble oro, oro, plata y también algunos bronces. Los reconocimientos se le entregaban a los vinos producidos en estas tierras en los cinco continentes, y el orgullo país  crecía cada año que pasaba, ya que siempre Chile estaba en el podio de los tres países que recibían el máximo de medallas.

Hoy día la situación ha cambiado, ya que no ocupamos los primeros lugares de los países mas premiados. Como ejemplo mención el reciente concurso Vinalies Internationales 2014, llevado a cabo en París entre los días 1 al 5 de marzo de este año, donde participaron vinos de 41 países diferentes que enviaron más de 3.500 muestras, de las cuales 151 de ellas procedían de nuestro país presentándolo como el 4to país que presentaba más muestras, siendo superado solo por el país anfitrión, España y Portugal. Vale la pena mencionar que sobre el 55% de los vinos presentados eran extranjeros.

Los resultados a mi juicio y con la experiencia de 25 años como juez internacional en el mundo, fueron mediocres al ser comparados con el de otros años, ya que solo obtuvimos el 7% de medallas de oro ubicando a Chile en el lugar 18° de los países que recibieron este tipo de medallas y un 34% de medallas de plata ubicando al país en el 5° lugar. A simple vista no se ve un mal resultado, pero si observamos las estadísticas históricas, veremos que Chile siempre estaba entre los primeros países  premiado con oro y entre los 12 países premiados con plata. Ahora las posiciones se están invirtiendo y es preocupante.

Lo anteriormente expuesto ha sucedido no solo por un solo factor sino por varios, entre ellos están en que cada año hay más países con buenos vinos que quieren ser evaluados. Así en el año 1994 competían solo 15 naciones, el año 2000 crecía a 32 países, en el año 2010 a 39 y este año fueron 41. Por otro lado la calidad es cada día mejor, calidad basada en nuevas variedades, tecnologías más modernas, productos enfocados a los nuevos consumidores, mejoras en la información.  Chile no se ha quedado atrás en este aspecto, pero sin duda ha habido cambios y hoy día catalogan nuestros productos solo como vinos correctos. No hay duda que esta definición está bien hecha para los vinos que van a concurso, tanto en la línea de vinos Varietales y Reservas, ya que los grandes vinos tipo Gran Reserva, Premium u otros,  no participan de concursos internacionales ya que no los necesitan debido a que sus producciones no son tan grandes y normalmente ya están vendidas.

Al consultar a los jueces que degustaron vinos chilenos, no dudaron en decir que los vinos estaban disfrazados con chip (pequeños trozos de madera que representan sustitutos de las barricas) o duelas (tablas de madera de roble francés o americano) perdiendo la identidad de la variedad o  cepage, que lleva a confundir los aromas y sus sabores. Por otro lado, los comentarios también analizaban la uniformidad de los productos chilenos, incluso comentaban que los enólogos chilenos estaban elaborando vinos aplicando una receta similar en todas las bodegas. ¿Tenían razón? Quizás si o quizás no, pero la realidad nos indica que  los vinos chilenos ya no están en primera línea como sí lo estaban años atrás y que hoy en día, la competencia de Chile se está quedando con un pedazo de la torta que era chilena, como ejemplo podemos indicar que el año 2013 en relación al año 2012, nuestro país no creció en sus exportaciones de vinos embotellados.

A través de estas líneas solo he querido entregar mi testimonio y al menos traspasar a las decenas de bodegas chilenas que participan en estos eventos, una preocupación que puede estar muy cerca de la realidad.

Sergio Correa Undurraga
Ingeniero Agrónomo-Enólogo
Chevalier ordre du Mérite Agricole-France

27 de marzo de 2014

Visite nuestra Newsletter a través del sistema Google +: https://plus.google.com/u/0/109812893443306373828/posts

Ultima vez modificado Miércoles, 02 Abril 2014 17:13