Botella de papel: ¿Un adelanto del futuro?

Mar 22, 2014

El vino no es ajeno a las novedades que la tecnología le presenta como opciones. El caso de la búsqueda de una alternativa a las botellas de vidrio, altamente contaminantes del medio ambiente, es una de ellas.

 La fabricación, el envasamiento y el transporte del vino en envases de vidrio es cuestionado duramente por movimientos ecologistas. La economía aporta también su influencias: el avance de la comercialización de vino a granel, incluyendo los vinos finos, para ser envasado en destino, aportan un influencia verdaderamente de peso para desechar el vidrio que en algunos casos hace de cada botella un exceso de medio kilo que incide en el transporte y en la fabricación por su fuerte emisión de gases.

En este entorno nace la botella de papel, con un peso de solo 30 gramos y un consumo de energía del 15 % para su fabricación. Está hecha con papel reciclado comprimido, impreso con tintas naturales y con su interior también completamente reciclable. Las botellas son rígidas y fuertes.

Por supuesto, no sirve para atesorar un reserva, pero que tal un beaujolais o cualquier vino ligero para consumo inmediato.

El ejemplo de  la fotografía pertenece al Paperboy, y fue producido por Stranger & Stranger para la Bodega norteamericana Truett Hurst.

22 de marzo de 2014

Ultima vez modificado Sábado, 22 Marzo 2014 18:04