Argentina en crisis y en tiempo de pandemia

Feb 27, 2021
 
 
Una puesta en escena del Presidente para acomodar la carga
 
México tuvo el privilegio de asistir a un ensayo de Alberto Fernández para un desafío mayor en su propio país: cómo justificar su desgobierno con el fenómeno del Covid-19 y el imprevisto destape de la vacunación privilegiando a la tropa política de Cristina Kirchner. Como en un minué, la danza en punta de pié en el escenario obligó al Presidente a intentar un par de piruetas para seguir a su compañera de fórmula, y tratar de salvar una situación de ahogo político.
 os
El desgraciado deslíz de la vacunación de la tropa política de variados protagonistas - desde altos funcionarios hasta imberbes - diría alguna vez Perón - herederos de Montoneros, identificados como de "La Cámpora". El incidente dejó en claro que al Gobierno le importa poco la necesidad de respetar el protocolo de vacunación, privilegiando sólo a lo que  llama "Personal estratégico".
 CamporaSaltarse la fila "no es delito", sostuvo el Presidente argentino en México. Fernández es abogado y profesor en la la Facultad de Derecho de Buenos Aires. En la foto, adolescente vacunado contra el Covid-19.

Así, debió pedirle la renuncia a su Ministro de Salud Gines González García, a quien responsabilizó de autorizar la inoculación a funcionarios, intendentes, altos cargos y adolescentes que alegremente le pusieron el hombro a la vacuna haciendo el signo creado por Sir Winston Churchill en la segunda guerta mundial: la V de la Victoria. Postergaron así a los empleados de la Salud y los grupos de mayor riesgo constituído por las personas de edad avanzada.
 
En pocas horas después de su visita a Andrés Lopez Obrador de México, el presidente argentino jugó una carta en la que el gobierno aprovechó para optimizar su trabajo, amenazado por el traspies de las vacunaciones ilícitas. Empezó quitándole al escenario del tradicional acto de todos los años de la inauguración de Labores Parlamentarias - que ocurre  los 1 de marzo -  limpiando de referencias a sus propias fuerzas en el recinto (también tradicionalmente el Palacio del Congreso se tapiza de pancartas y simbolos partidarios), y neutralizó la participación de las tropas adictas alrededor del Congreso.
 Congreso
Un escenario limpio de promoción partidaria frente a la pareja que por ahora gobierna Argentina.
En realidad abrazó una inciativa de blanqueo: la nueva aristocracia que nació con la unión de dos familias con una exitosa alianza, no resiste en la práctica el rechazo de la clase media. Así la Cámpora se afianzó en reemplazo de Montoneros, con la posibilidad de trabajar para una futura candidatura de Máximo Kirchner como Presidente del Partido Peronista para prolongar la dinastía, y las Asociaciones de Derechos Humanos de Madres y Abuelas aceleraron un eclipse estratégico.
Así ayer, el Presidente Alberto Fernandez y la Vicepresidente Cristina Kirchner, jugaron un vodevil de casi dos horas, en los que hubo pocos anuncios creíbles, y una actuación plagada de mutuas demostraciones gentiles.
 
Después, terminada la obra, la oposición fué un sombra: desorientados sus dirigente recorrieron los espacios de televisión desgranando reproches. Tiempo perdido. En resumen, Alberto Fernández y Cristina Kirchner consolidaron la alianza que tambaleaba, logrando estabilizarla.
Las insólitas y comprometedoras vacunaciones quedaron atrás. A partir de este día otros menesteres relacionados con la Justicia que acecha a Cristina deben preocuparlos. Y la Pandemia, claro... y el país en crisis con el 50 por ciento de pobreza, y una economía en el tobogán.
 
Un futuro con un incendio en el horizonte.
 El PapaFuerte declaración del Papa Francisco ayer 1 de marzo: "No volveré a la Argentina". El Papa francisco tiene un historial de militancia activa en defensa de los Derechos Humanos, habiendo intervenido arriesgando su vida para salvar a perseguidos durante la dictadura militar que ocupó el poder a partir del 24 de marzo de 1976.

Pero algunos insisten: tambien creen que Dios es argentino. El Papa sin embargo ya aclaró que no volverá a su país de origen (Argentina), y piensa en morir en el Vaticano y quedarse - obviamente, y para no dejar de utilizar esta muletilla de todos en los medios de comunicación como es moda hoy destrozando también el lenguaje en Argentina - definitivamente en Roma. Por lo menos por lo que resta de vida a este planeta Tierra. 
 
Editado en Buenos Aires, Argentina, en Redacción de Diario del Vino. 
 
Ultima vez modificado Martes, 02 Marzo 2021 22:49