¿Que pasó en Buenos Aires?

Nov 26, 2020
 Agradecemos las imagenes de IP noticias.
 
 
 Aglomeraciones y represión en tiempo de Pandemia.
 
 
A horas de los acontecimiento que originó la despedida del mejor deportista que tuvo el mundo, en Argentina no hay una respuesta clara y definitiva, porque nadie, absolutamente nadie, asume la realidad de lo que pasa. 
 
El desgobierno al que están llevando al país en una pendiente que por simple efecto de inercia terminará de pulverizar cualquier esperanza, será dificil revertir.
Mientras tanto, la intolerable verguenza de excusas repetidas por los responsables de los actos de irresponsabilidad cometida en la despedida, casi termina en una toma del emblemático reducto del poder central: la casa de gobierno.
Ahora todas saben cuál fue el origen de las horas zigzagueantes vividas el ultimo día.  
Al presidente Alberto Fernández se le ocurrió sugerir a la familia encabezada por la ex esposa de Diego Armando, un velatorio en el mismo centro del poder político.  Y a este monumental error. le siguieron decisiones de tal magnitud que terminaron acorralando al mismísimo presidente de los argAgradecemos entinos en un balcón interno del palacio, y a la vicepresidente a cargo en la práctica del poder real, encerrada en el despacho de un subordinado, el Ministro del Interior, el joven Wado de Pedro, dictándole órdenes de cumpliimiento perentorio para destrabar el enredo en que sus propios actos ayudaron a crear peligrosamente.
 
La primera medida - velar el cadaver en la Casa de Gobierno - tenía ya en sí el presagio de lo absurdo. Mas de media docena de clubes vinculados a la historia de Maradona (todos) hubieran estado dispuesto a organizar en sus estadios una ceremonia con garantías de seguridad probada a cargo de las prepotentes barra brava. 
Responsible
 
Sin embargo el presidente de la República mantuvo su oferta y reforzó alegremente su generosidad decretando 3 días de duelo. Confíó evidentemente en el asentimiento del  núcleo familiar, con la intención de ganar 72 horas para desarrollar un plan de reafirmar su autoridad nadie sabe en qué linea ni con qué medidas. Sin embargo el fracaso primero llegó inmediatamente. La ex esposa de Maradona y sus hijas rechazaron las 72 horas y solo ofrecieron 11 horas la permanencia del ya difunto héroe popular. Sin embargo sabía el riesgo que corria: el mismo gobierno puso en línea la carta que Emmanuel Macrón - Presidente de Francia -  publicó con un sentido mensaje.
 
Solo una lectura debió darle a alguien pensante la dimensión del problema en el que se involucraba. 
 
Con la confianza deteriorada pero obcecado y tenaz buscando explotar otro funeral mas en la historia del país que reinvidicara su gobierno en el mismo estilo de los ejemplos de la historia peronista (muerte de Juan Domingo Perón y Evita, por ejemplo) aceptó la exigencia de los deudos, esperando tal vez manipular después una decisión contraria con el transcurrir de las horas. No lo consiguió y lo que sobrevino después de eso fué, es y marcará a este gobierno de una forma vergonzosa. 
 
Transcurrida 6 horas sobrevino el caos. El rumor del cierre de las rejas, tal como ocurrió con las puertas de palacio cuando entró la vicepresidenta, recorrio las filas kilométricas de quienes esperaban . hasta ese momento pacientemente - darle a Maradona el último adiós
 
Inmediatamente el rumor fué tomado con oportunidad de cazadores, por los amigos del desorden y contagiaron a todos (miles) de un descontento activo. 
Allí se confundieron los tantos: Del palacio surgieron pedidos de apoyo a la Policía de la Ciudad de Buenos Aires que mando sus tropas y equipamiento antimotines a controlar a palazos. Cumplieron eficazmente, están entrenados. La vicepresidente ordenó al joven a cargo del Ministerio del Interior que advirtiera a las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires que debían cesar los atropellos (que ellos mismo solicitaron) y le dieron difusión activa al pedido por las redes. 
 
El mal a esas horas ya estaba hecho: el resto de las columnas frente a la Casa de Gobierno advirtiendo el cierre de las rejas y las puerta del Palacio - propiciado por la vicepresidenta - se abalanzaron con la temeridad de la turba, ocupando los espacios que los aprendices del poder dejaban libre. Saltaron las rejas, tiraron abajo los portones y abrieron las puertas. Si eso hubiera sido una tropa de ocupación, hoy serían muchos quienes estarían siendo velados. No fueron nada mas que los hinchas de Maradona que entraron hasta el Patio y atronaron el ámbito con sus cánticos futboleros. Mientras tanto llevaron el cadaver a otro salón y Alberto Fernández salió a los balcones internos . con su casa ya tomada - solicitando cordura. Luego diría convencido: "Si no hubiéramos actuado así, la cosas hubiera empeorado", o algo parecido. Los medios reaccionaron: "Si se hubiera planificado mejor, esto no hubiera ocurrido". 
 
Las horas trajeron una corrida inesperada, peligrosa y desaforada, por las rutas del Gran Buenos Aires, con el cajón, y un cadaver, en un vehículo de cureña al que le colgaba el espejito retrovisor derecho por haber atropellado a un "saludador" del cadaver mientras transitaba una caravana con motocicletas zigazagueantes, que deconociendo el camino, se pasaron de la salida de la ruta y debieron regresar buscando el cementerio a tientas. 
 
Al fin Maradona descansaría en paz: menos de 24 personas se encargaron de los detalles del último acto. 
Todo previsible en Argentina: hasta los errores garrafales del poder. 
 
¿Quie garantiza ahora  que el Covid-19 no se ensañará con cientos de miles que acudieron al impulso de la invitación de las autoridades a despedir al héroe, muchos, cientos, miles, mujeres, niños, jóvenes, viejos, sin cubrebocas la mayoría, golpeados algunos y estuvieron ya ahora marcados con la Pandemia? Entonces quien responde por la seriedad de las recomendaciones de mensajes pagos que dicen: "Cuidarte es Cuidarnos" ...
 
Ante la pasividad de la mayoría los medios siguen facturando - total mañana es otro dia -  mientras relatan las hazañas del muertito, lloran o disimulan sus debilidades humanas y se hufanan declamando que Maradona es argentino, y los conductores se autoadjudican protagonismo ajeno. Mañana veremos. 
PRESIDENTE FERNANDEZ
 El Presidente Alberto Fernández en el Centro de los acontecimientos (Captura de pantalla)
 
Mientras tanto la gran incógnita sigue en pié: ¿Como sobevivirá la Argentina si no se respetan la mas elemental regla de distanciamiento social, si los negocios van sumando quiebras horas tras horas sin autorización ni permisos para abrir y trabajar, si no hay clase y este año está perdido para la enseñanza, si no se puede hacer ningún trámite oficial porque TODAS LAS DEPENDENCIAS OFICIALES ESTÁN CERRADAS? Todo esto ocurre en un país con una inflación galopante, con su aparato productivo destruído y que solo tiene esperanza en una vacuna que se asegura ya comprada pero que nadie sabe cuando la entregan.
 
Todo lleva al caos cuando no hay trámite que se haga en nada que tenga un sello del Estado, y cualquier esperanza de cambio se frustra escuchando esta excusa; "En línea con las medidas tomadas por el Covid 19 estas oficinas no atienden, etc. etc". 
 
El 10 de diciembre próximo - en unos dias - el gobierno argentino va a cumplir un año de haberse hecho cargo del país. Hasta ahora los resultados negativos - unicos generados en este período - segun las autoridaes son de responsabilidad del ex presidente Mauricio Macri y del Covid-19. La pregunta es obvia: ¿Quien gobierna?
 
Escrito y editado en el Estudio de la Dirección de Diario del Vino de Buenos Aires, Argentina. Apoyo Técnico y Archivo: Ensenada, Estado de Baja California, México. Tel. Cel. 0052 55 44696303 . Fundado en Santiago de Chile, Rep. de Chile, Septiembre de 2005. 
 
Historiador - Escritor ex SADE - Periodista
 
Ultima vez modificado Jueves, 03 Diciembre 2020 08:47