Coronavirus. La pobreza y la pandemia: un cuadro desolador. (1).

May 24, 2020
Arriba: hacinamiento de viviendas precarias bajo una autopista en centro de Buenos Aires (Foto El País de España

Las primeras noticias de pandemia ocurrió en las horas precisas de los cambios,  los festejos y las promesas:  en la bisagra que constituye en el tiempo el paso de un período a otro, de una estación a la siguiente, de un año al proximo.
 
Así, en medio de fiestas, brindis, colores, globos y estruendos nos despertamos un día reclamando por los "mercados húmedos" de China desde los cuales se "filtraba" un virus que luego supimos es el "coronavirus" o "covid-19".
 
La primera reacción en esta parte de Occidente fué levantar acusaciones airadas contra los "chinos que comían cualquier cosa" o "vendían animales salvajes" para devorarlos. La tendencia del ser humano a buscar inmediato culpable de una acción desconocida, no se detuvo a recordar cómo es que en todo América - por ejemplo - persiguen a las mulitas (armadillos) en el campo, para cazarlas con un dedo, en sus guaridas excavadas con desesperación por el animalito, para esconderse bajo tierra. Después las azan un fin de semana, y las comen en familia. La mulita - muy parecida al Pangolin de Asia - es transmisor de la lepra, vieja hostigadora de civilizaciones. Muy pocos advirtieron en realidad que la aparición de la pandemia tiene mucho que ver con el medio ambiente. ¿Cuántas hectáreas de selva virgen han desaparecido en los últimos tiempos? ¿Cuántas especies de nuestra fauna salvaje en el mundo están saliendo en busca de alimentos? ¿Que influencia tiene eso en países con grandes extensiones de territorio como Brasil, Estados Unidos y...China? Este tema no es para distraídos: dos de los países extremadamente desarrollados son Estados Unidos y China.
 
Brasil es un gran país en desarrollo a ultranza, renunciando incluso a limitaciones éticas. Solo resta averiguar quien se descuidó, y quién con mala intención y mente utilitaria, mantiene viejos conceptos del capitalismo que se enriquece con la destrucción de vida (humana, animal y vegetal) en el planeta. Para una mayor comprensión leer mediante eete link este interesante material.  Piense ahora cómo reaccionan las especies amenazadas de destrucción, sino abandonando su habitat natural e invadiendo territorio "civilizado" (el encomillado es intencionado). 
 
Otros en cambio utilizaron la etiqueta del "virus chino", descalificante, pero de efectivo resultado acusatorio. 
 
Nadie, en aquellos dias, sospechó que ese fenómeno desatado en un país del otro lado del mundo, se transformaría en apenas 90 días en poco menos que en uno de los temidos "jinetes del apocalipsis".  
Laboratorio HuxanTambién en los dias de diciembre la doctora Shi Zhengli (Foto arriba), directora del Centro de Enfermedades Infecciosas Emergentes del Instituto de Virología Wuhan de la Academia China de Ciencias, contribuyó a la identificación rápida del nuevo patógeno y ayudaría a proteger contra brotes futuros de esa especie de neumonía que apareció en su ciudad. Obtuvo estos resultados estudiando un pequeño ratón alado: el murciélago.
 
Desde entonces, en una sucesión de afiebrados días, el mal discutido en todos los idiomas de la tierra, demostró su capacidad de destrucción, arrasando con fronteras y, contenido momentánemante en Wuhan, saltó a Europa, luego a Norteamérica y se plantó con fuerza en América Latina
 
Esta cabalgata desenfrenada de malas novedades, tuvo la influencia de un rio desbordado que sorprendió todas las fronteras. Y en cada una de las que fue atravesando modificó la vida de los habitantes de tal forma que pareciera quedará una marca definitiva en los, hasta ese momento, límites políticos de estados independientes. 
 
 
En realidad cada Estado improvisó sus defensas, pero en el transcurso de la lucha contra el coronavirus se fueron acentuando los colores y diferencias no solo de banderas sino de intenciones sociales.
 
Argentina por ejemplo fué uno de los países que tomó el toro por las astas, y volcó en la defensa de su población todo el efectivo que tiene - y el que pueden inventar con su capacidad de impresión - las máquinas del Banco Central. Le va bien, no obstante haberse equivocado en un hecho que está dolorosamente rectificando y que le sirve para tomar conciencia real de que tipo de sociedad tiene.
 
El error fué cerrar todo su territorio con candados inviolables sin entender que mas del 60 % de su población vive en la pobreza, muchos de ellos en barrios al estilo ghetos. ¿Como protegerse el diablo de algo, encerrándose en la Iglesia? El diablo incendia la iglesia pero no se encierra en ella.

En esa disyuntiva de salvar a todos (o no) se encuentra ahora el gobierno encabezado por Alberto Fernández. En realidad para juzgarlo tal vez haya que recordar que los pobres de Argentina, no son sólo de su gobierno, sino que los heredó de "todos" los gobiernos  que le precedieron, aún los de su propio partido. Éste último, mas culpable que cualquier otro por haber fomentado la pobreza para mantenerse en el poder a través de la licencia de la democracia: 1 hombre=1 voto.
Reparto de ComidaReparto de Comida casa por casa en Viila de Buenos Aires. 
El pobre de solemne pobreza no razona; solo consume lo que puede, vive como puede y agradece lo que recibe utilizando el voto. 
 
La Pandemia le está enseñando a Argentina que gobernar no es crear pobres y mantenerlos para conservsar votos. Muchos y muchas ya lo sabían, y lo aprovecharon. Son animales cerriles de la vieja política, pero saben lo que se puede hacer con el poder, y enseñaron a sus hijos a domesticar la democraciaSon los abanderados de la vieja Academia con el nombre de Sofistas
 
Quedará para el estudio de sociólogos el discurso que esos mismos pobres emplean para justificar a quienes  fomentaron - con mucho interés y tanto éxito - este estado de pobreza.: "Que me importa que roben, si a mí me da trabajo", dijo una mujer en un reportaje en uno de los estados mas pobres de Argentina: la provincia de Formosa, colindante con Paraguay. Hoy mismo se investiga en ese estado la connivencia de gobernantes de ambos países para repartir dinero público argentino a ciudadanos paraguayos, a cambio de votos en tiempos de elecciones. Muchos paraguayos tienen doble nacionalidad, y el signo de la política de Formosa es inalterable desde hace décadas. 
 
Paraguay, Brasil y Chile acompañan a Argentina en ese triángulo geográfico que aglutina la extensión del mundo dominado por la Cruz del Sur y ahora cercado por el coronavirus
 
En ellos la Pandemia también se encuentra señoreando la vida y la muerte. En esta reseña del cambio lo analizamos en una serie de notas, de la cuál ésta es el comienzo. 
Solo nos excusamos por el tiempo y el espacio. Espere entonces una segunda parte.
 
Disfrute de su hogar, cuide a su familia. Cuídese. Mañana puede ser todo distinto. 
Ricardo Eulogio Brizuela
 
 
Ultima vez modificado Lunes, 08 Junio 2020 00:34