Australia-China. El vino en la pandemia IV. Protagonista Inesperado.

May 22, 2020
Noticia en desarrollo permanente por posibilidad de ingreso de material nuevo
 
El vino que mas se vende en China es de Australia. 

Pero los vinos de Australia están siendo boicoteados por los mismo chinos, y el país Oceánico perdería casi medio millon de botellas anuales de envío como exportación logradas en los últimos años en negociaciones en Beijin y Sydney. 

Mas allá de esto, también puede perder (si ya a esta alturas no fueron concretadas) las ventas de carne, lácteos y productos agropecuarios para consumo humano, de primera necesidad. Si esto llegara a concretarse, la economía de Australia estaría al borde del colapso por la pérdida de su principal cliente. 
 

Sin embargo, el problema que se echaría encima China no sería de menor magnitud: decenas de empresas originarias de Australia fueron compradas por capitales de inversionistas chinos, y ellas serían un suerte de reaseguro de Australia para eliminar los escollos que en este momento la coloca casi al borde del default, después de 30 años de crecimiento. Por ello China no acciona drásticamente cortando el flujo de negocios y envía, amenazante, a su embajador ante Asutralia para poner sobe el tapete solo un boicot para los productos del vendedor. Es obvio que si no fuera así y las circunstancia no lo obligaran con el tema coronavirus, hace mas de un mes atrás ya hubiera desechado el intercambio comercial.
 
El hecho que desemboca en este trance efectivamente tiene relación con el coronavirus, y en él se encuentran expectantes otros protagonistas, como Estados Unidos por ejemplo y en paralelo, una pequeña corte de países productores de vino que aspiran a llegar a la guinda del postre que representa el consumidor chino. Entre ellos sólidos protagonistas de la producción vitivinícola como Chile, Argentina, España, y algunos más
 
Se justifica: el vacío que dejaría Australia en el mercado chino incluye al vino de mayor venta en el país asiático, que tiene etiquetas de prestigio internacional como Penfold y el popular Yellow Tail (en realidad de una familia italiana).

Pero ¿como empezó todo esto y que relación tiene con la pandemia del coronavirus, y por qué el hecho constituye un conflicto de interés internacional? 
 
La historia es muy corta y se la explicamos en términos simples. 
 
La relación entre China y Australia nunca cuajaron del todo. como socios bien avenidos. Los conflictos entre Oceanía y El Sudeste asiático son monedas corriente y el principal motor tiene ingredientes raciales y de discriminaciones variadas. Australia nunca fué totalmente aceptada por sus vecinos, pese a que hay antecedentes históricos de la ayuda de China en circuntanstancias muy poco favorables para Australia. 
 
Hasta el año 2018, las preferencias de los vinos elegidos por el paladar chino se reducía a países claves: Francia, España, Estados Unidos y esporádicamente Chile y alguno de pocos países mas.
 
Sin embargo - sintetizando - en el año señalado, un multimilllonario chino de Guangzhou probó un chardonnay en una bodega australiana, y le gustó tanto que - mientras disfrutaba de  un cordero asado entrecerrando sus ojos - pidió comprar toda la añada de ese vino. Cuenta también la historia que el sabor del cordero asado le pareció tan exquisito, que se aseguró la compra de todos los corderos disponible para vender en su país. Aparentemente aquí comenzó la relación que - como una llamarada - encendió el gran negocio de Australia. Hasta entonces el país de los canguros era un productor mas de vino que - salvo un par de etiquetas - no tenía trascendencia internacional. Compartieron negocios jugosos los últimos dos años: unos disfrutando del vino y de sus compras en Australia, y ésta vendiendo y valorizando sus productos que empezaron a trascender las fronteras hacia otros aprovechando la vidriera China. Sobre esto pueden dar fe los promotores y organizadores de salones de vinos que se realizan ahora en China. 

Cuando llegó el Coronavirus, los primeros sorprendidos fueron los Estados Unidos. El más complicado fué China que - previsoramente - quiso esconder algunas cartas, como diciendo "mentira yo no fuí". Y el más comprometido resultó la Organización Mundial de la Salud, es decir su Director General
 Empresas binacionales
El modelo de Negocios de China:
Infiltró su capital en empresas de Occidente para explotar su propio mercado vendiendo en China misma y - por otro lado - compartir  los beneficios de las empresas "anfitriona" de otros paises.  Francia y muchas de sus bodegas son una prueba. En Australia se da la misma experiencia. El vino fué en realidad el primer objetivo y "anzuelo" del "capitalismo" chino. El coronavirus descorrió un telón que todavía puede darnos muchas sorpresas.

El paso siguiente lo constituyó la amenaza de USA - realizada entre gestiones y sonrisas de Donald Trump y Xi, el primer ministro chino.  Simultáneamente el presidente de Estados Unidos pidió una alineación concreta a sus países aliados mas seguros y comprometidos, para pedir a China un estudio sobre la responsabilidad de ese país en el manejo del brote de la pandemia. Australia es uno de los amigos mas seguro de Trump. 
 
El final es el que se preveía: Australia dejó todo en mano de la Providencia (demasiado tenía ya con los incendios, la desertificación del territorio  y la falta de agua) para andar involucrándose en oras cosas (aunque cumplió al pié de la letra el pedido del presidente Donald Trump..

Hoy está todo embarrado: El estudio o declaración solicitada por Trump aún no fué concedida por China ni exigida por constamcias internacionales. Australia se puso en modo de oídos sordos, China jurando que nunca mas le va a comprar ni vender nada a los australianos. Chile sueña que pase rápido este momento y que no vuelva la pandemia para entregar en tiempo y forma sus vinos comprados por los amigos chinos, y Argentina con rumbo a Shanghai con una carga en avión propio , jugando a rio revuelto. 

Así esta el mundo inmerso en un juego ajeno, asediados por un enemigo invisible..

Hoy, 23 de mayo, el número de afectados en el mundo por el coronavirus, suman 5.526.330 casos, el total de muertes es de 346.090, y hay 2.113.893 recuperados. 
 

Editado en la Redacción de Diario del Vino de Ensenada, Baja California, México. 

 

Ultima vez modificado Lunes, 25 Mayo 2020 20:42