Imprimir esta pagina

Coronavirus: Nuestro camino a un mundo nuevo.

May 15, 2020

"Todos los problemas, son problemas de educación", Domingo Faustino Sarmiento (Maestro, Argentina, S.XIX)

Lectura para tiempo de cuarentenas. 

En un claro sentido de autoprotección, el mundo, la gente y las entidades no encuentran otras opciones que la de adaptar la vida en el planeta a las condiciones que imponen las circunstancias, el medio ambiente y la superación, supresión o acomodo a la realidad al margen de ideologías o movimientos dominantes.

La humanidad comprende que esto no es una guerra, aunque como en una guerra haya muertos..

No por lo menos con el concepto de enfrentamiento clásico que conoce la historia sobre las guerras. En realidad esto es un replanteo, una discusión al menos, o una toma de conciencia de todo lo malo que hizo el hombre a lo largo de su historia sobre el planeta. Nada es más importante - por lo menos en el plano de la materia cósmica - que la Vida, y nada es mas valorable que el libre albedrío, pero acotado por las reglas del bien común. Así, no hay enemigos enfrente, solo circunstancias, las mismas que muchas veces desechamos de evaluarlas como origen de presuntas luchas con enemigos invisibles.

 Responsible

Así como no hay enemigos, tampoco hay guerreros. Solo tenemos un problema de educación, o de anticipación.

xxxCatena zapataPero ahora, si hay algo que realmente trajo el coronavirus, es sentido común. Nada escapa al juego eterno de factores como la acción y la reacción. Esto los cientítificos lo saben muy bien. En todos los órdenes en la vida, en nuestros cuerpos, en la naturaleza, en las relaciones, en lo que creemos, en la sinapsis resultante en los intercambios de cualquier tipo. Nosotros, cada uno de nosotros, tenemos la capacidad y la obligación de interpretar estos fenómenos que inciden o incidirán en nuestras existencias y en nuestro futuro. Como en el fútbol, el delantero sabe la velocidad, la curvatura, la incidencia del viento y el destino del pase, así nuestro cerebro está preparado para resolver el destino final de una acción humana. Despreocuparnos, como en el juego de pelota, es una derrota segura, y un volver a empezar

Esto se llama "raciocinio" y da origen a nuestra "evolución como especie". 

Ahora es seguro que caminamos con pasos firmes a un mundo distinto al que conocimos. Sólo de la reacción de cada uno a partir de ahora mismo, depende que los resultados se compadezcan con lo que aspiramos: Que ese mundo sea mejor de lo que dejamos atrás.(Imagen: Expo Ahora Mamá - Argentina) 

Ricardo Eulogio Brizuela

Editado en la Redacción de Ensenada de Diario del Vino, Estado de Baja California, México.

Ultima vez modificado Domingo, 17 Mayo 2020 00:07