El crucero del "coronavirus".

Mar 05, 2020

 Arriba: el Grand Princess, un crucero con historia similares a la que vivió el personaje de nuestra nota de hoy, que trasciende su propio entorno. Solo que él embarcó en el Diamond Princess. Ambos tienen en común la flota del Princess Cruise Lines, Ltd. Fueron escenario de momentos límites en medio de la vorágine de la irrupción del Coronavirus. Foto Guardia Nacional de California.

Esta historia parece recogida del guión de una de las comedias que concitó más interés y simpatía en la época de oro de las series en el nacimiento de la televisión. Se llamaba en español, el Crucero del Amor. Sin embargo, en el "re-estreno", las imágenes, el ambiente y los mismos personajes, son casi la contracara de la ficción, aunque la realidad tome el tema de la ficción precisamente.

Jan Dave Binskin
Presentado el tema, vamos ahora a los protagonistas, y para redondear a prepararse para el escenario y el ambiente. Este señor de la imagen de arriba (Foto de Twitter) se llama Jan Dave Binskin

Es australiano, tiene un fino humor, también es amante del vino, en especial del pinot noir californiano, y lleva en su joven existencia, una vida matizada de trabajo, placeres, viajes y estudios. Es un enamorado de la redes sociales. Puede encontrarlo como Jan Dave Binskin en facebook y en twitter y ampliar estos relatos de sus viajes. 

En febrero de este año, casi como para celebrar las Fiestas del Año Nuevo Chino inició un viaje de placer embarcado en el Crucero "Diamond Princess", y comenzó un periplo - él y su esposa (abajo) - por el sudeste asiático, con proyectos de estudio, reflexión y vivencias de materias como "Wines and Civilization".

Birkin y esposa

Llegó hasta el Japón cuando algo raro alteró el ambiente. Casi sin preocuparse le dijeron en el barco que se trataba de la "irrupción de un virus", y que debían hacer una cuarentena para ver cómo se encontraban disfrutando. De buen humor llego hasta el 2° d{ia cuando la necesidad de un buen vino le hizo llamar a su proveedor. Allí tomaron su pedido y con un drone le hicieron llegar su bebida. El drone nadie lo vió: las botellas sí las retiró el servicio de habitación. Así, en una extraña simbiosis, se dieron cita las tecnologías mas modernas con que cuenta el ser humano y la realidad de un fenómeno relacionado con su salud, su destino y lo nunca previsto como esta eventualidad, que alguna vez el hombre - tal vez - sepa controlar.. 

Así, comenzó a escribir sus aventuras de estudio, placer gastronómico y cata, aunque en un ambiente que nunca hubiera imaginado. 

Editado.en la Redacción de Diario del Vino de Ensenada, Estado de Baja California, Estados Unidos Mexicanos (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.). Mas de 15 años informado al Amante del Vino. "Si pasó en la vida, pasa por Diario del Vino".

Ultima vez modificado Viernes, 13 Marzo 2020 20:24