Imprimir esta pagina

"Los caminos de la vida": El día que García Márquez bailó la música de Celso Piña

Ago 20, 2019

La imagen ciertamente borrosa, es una captura de pantalla de un video que muestra a Gabriel García Márquez bailando cumbia en Monterrey (México)

No vamos a extendernos mucho en esta nota.

En realidad no queremos hacerlo porque el tema, si bien pertenece a nuestra política editorial de proyectar nuestra actividad a todo lo que pasa, debemos destacar que nuestro slogan dice solo "Si pasó en la vida, pasa por #DiaiodelVino". Y hoy mas que nunca queremos circunscribir nuestro trabajo a la esencia de este pensamiento. 

Y el hecho es que esto trasciende nuestros deseos de retratar la vida. Pero el tema va más allá, y nos declaramos absolutamente incompetentes al retratar la muerte. Porque esto es lo que realmente ocurre con la información que repetimos: la muerte de un ídolo popular siempre es una noticia dolorosa, porque quienes disfrutaron de él mas que nadie, seguramente más que las muchísima gente que nos leen, fué un genio tocado por la varita del hada de los sueños

Se llamó Celso Piña, y con su acordeón hizo bailar de alegría a millones con creaciones notables en las que volcó "su gran creación": la conjunción o fusión de la música popular de la cumbia y los ritmos hermanos del folklore latino. Celso nació en Monterrey (México) y desde allí extendió la frescura de su arte primero a Latinoamérica, después a los Estados Unidos y luego al mundo. 

El hecho lo sorprendió cuando había vuelto de una gira mundial que tuvo a París por escenario privilegiado. Y su presencia de ánimo - le llamaban "El rebelde del acordeón" - llegó al punto de grabar un video de saludo momentos antes de ser operado de una afección al corazón que le atacó ayer 21 de agosto de 2019.

Pero, ratificando una de sus canciones preferidas - Los caminos de la Vida - alguna vez contó su encuentro con el escritor Premio Nobel Gabriel García Márquez, a quien hizo bailar sus temas en una noche inolvidable de Monterrey

El ilustre periodista y escritor García Márquez que hubiera cumplido 93 este año, tenia también predilección por México y junto a su esposa era un viajero empedernido de la geografía de este país, al punto de terminar también sus días en el Hospital Zurbarán (Nutrición),escuela de médicos de Latinoamérica.

Les dejamos aquí la anécdota, contada en detalle por este medio Sopitas. Además las repercusiones: Desde Rayados de Monterrey, el Gobernador del Estado y la Embajada de Estados Unidos.


Editado en la Redacción de Diario del Vino de Ensenada, Estado de Baja California, Estados Unidos de México.
Toda referencia a éste artículo, escribir a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Ultima vez modificado Jueves, 22 Agosto 2019 14:23