Imprimir esta pagina

Idas y vueltas del Brexit salvaje ¿habrían encontrado un socio?.

Ago 15, 2019

Por Ricardo Brizuela

La "novela" del Brexit no tiene nada de ingenua, ni visos de obrita literaria "latinoamericana" como acostumbran calificar a éste tema los presentadores-promotores de una cadena internacional de noticias con sede en Atlanta (USA). //  The "novel" of Brexit has nothing naive, nor visas of "Latin American" literary works as the presenters-promoters of an international news network based in Atlanta (USA) usually describe this issue.

Estamos viviendo tiempos especiales en los que influyen o tratan de hacerlo - mas allá de los protagonistas naturales de cualquier acontecimiento - los grupos interesados en influenciar a las mayorías sobre los temas que se presentan y tengan relación directa con reacciones de la sociedad. Esto, desde el desarrollo de los vehículos de comunicación siempre fué así, desde la invención de la imprenta. Más hoy, en el que todo el mundo se encuentra "sumergido" en las propuestas de la redes sociales. Discutidas, alabadas, censuradas, menos ignoradas: las redes son producto del interés en primer lugar de ciertos poderes, y luego de la obsesiva necesidad de cualquier individuo en saber - no importa qué, ni con qué objeto - pero con seguridad expectante, aunque no sea más que para romper la soledad del individuo aislado en la multitud.

Ese es el tema central del interés casi "popular" sobre el "Brexit" (que dicho sea de paso es un acrónimo de las palabras "bretaña y salida"). Se trata entonces como nuestros lectores lo saben de la "salida de Gran Bretaña" del acuerdo que reúne a los países de la Unión Europea. Esto - en sí mismo - tiene un alto poder catalizador porque reúne intereses con grandes expectativas sobre el tema. Para resumirlo en dos de los más importantes digamos que son de interés de empresarios y consumidores en área que hoy puede determinarse por global. Y depende donde se encuentre el objeto a impactar el interés puede ser político, comercial, consumista, imitación, o todos ellos en uno solo: mercados. 

Por ello escribimos con frecuencia sobre el tema, porque una de las principales industrias que modificará parte de sus lineamientos de distribución o compra, está relacionada con el vino. En nuestra última nota nos preguntamos que hacia Argentina, Uruguay, o el Mercosur en su conjunto, si Gran Bretaña decidiera el Brexit. La aceptación de este alejamiento planteado por Gran Bretaña, ya acuñó una frase que se repite: Brexit salvajeY por qué Brexit salvaje? Porque Gran Bretaña, como una de las primeras potencias del mundo, no se apartará de sus socios europeos a menos que tenga las espaldas cubiertas, ya sea por sus propias fuerzas o con la ayuda de aliados, por la sencilla razón que irse del bloque implica lisa y llanamente ponerse en la vereda de enfrente - salvajemente - para dominar la situación. 

MisterioGran Bretaña es un mercado - dijimos - de fuerte atractivo para los hacedores de vino del mundo entero, precisamente por cultura, por preferencias y por historia: Recordemos que aún antes del desarrollo de las grandes regiones productoras, Inglaterra era el comprador natural de los productos de la vid - pero aún mas preciso, en general de todo cuanto se relacione con el alcohol - y de su distribución en todo el mundo, primero como colonizadora de países, y luego como potencia dominante de mercados de gran valor como es el antiguo "Commonwealth ", espacio que reunía (reúne) a sus ex colonias, como fueron en su momento Australia, India, Hong Kong,
(Imagen arriba: Un misterio a resolver) y un largo período, los territorio que luego se llamaron Estados Unidos de América.

A estos países Gran Bretaña proveyó los primeros insumos, la industria textil luego y después todo cuanto pudieran necesitar de lo nuevo que aportaba desde Europa el genio que inundó los mercados (también las costumbres mas aberrantes, como el uso de niños en las primitivas explotaciones mineras en Australia, sin hablar de la utilización esclava de la raza negra como la de Haití - con la ayuda de Francia - con la cual se desarrollaron los cultivos de algodón en el sur de lo que hoy es el país gobernado por el señor Donald Trump).

Recordemos sólo al pasar y como anécdota también, lo que ocurrió con el "champagne" de Dom Perignon y sus peripecias, para ser aceptado. Saben bien nuestros lectores amantes del vino - lo tratamos en nuestro libro "Soy el Vino" - cómo este "explosivo" producto tuvo incluso hasta para el monje, como una nota de disgustos las recurrentes explosiones de la botellas y la liberación de las mismas burbujas. Pero, fué precisamente en Gran Bretaña donde la nobleza se encargó de patentar para el champagne el tratamiento de caballeros en una sociedad victoriana, que se prolongó hasta los salones de Versalles. 

Y aquí estamos: 

Torre Reloj LondresCon siglos de aceptación y cuestionamientos, Gran Bretaña ascendió a los niveles de super potencia, tanto o mas admirables, como el hecho de partir desde unas islas azotadas por las inclemencias, al borde del Atlántico que marca los límites de Europa. Y desde esos límites naturales construyeron el poderío en un mundo global, rechazando mil aventuras de invasión de los cuatro puntos cardinales, quedando en un punto solo con pocos amigos y muchos rivales. Pero resurgiendo de las cenizas, y en poder total de la genialidad de mentes iluminadas, en la práctica destruyeron al invasor nazi en la Segunda Gran Guerra, solo con la resistencia de un pueblo preparado para creer en sus dirigentes, Un pueblo para confiar en un ex estudiante de academia militar, culto, aficionado al wisky y los habanos, fuera de su estado físico (o apegado a su adiposo estado físico) y delirante pensador y estudioso del alma humana: En ese momento entró en la Historia Sir Winston Chuchill 

En el punto ideal para una estrategia de dominio comercial.

Así, mientras el sistema política entretenía a observadores, el Brexit que sí o el Brexite que no, fué distrayendo la atención del mundo. 

Hoy es hora de pensar seriamente en el Brexit que sí.

Y por supuesto esto lleva a evaluar seriamente un Brexit con la absoluta seguridad que será salvaje. Porque el camino está empedrado con una operación de limpieza y una adhesión imaginada tal vez, pero nunca dimensionada en sus consecuencia para la interrelación del comercio internacional. Esta novedad tiene nombre y apellido: se pronuncia Donald Trump.

El Brexit salvaje es un regalo ideal para el presidente de Estados Unidos, en un momento en que confluyen intereses concretos sobre varios puntos: La guerra comercial con China, la imposición del Libre comercio de la Unión Europea en Latinoamérica, la retórica de Bolsonaro con respecto a la selva amazónica  y la necesidad de Trump de recuperar los votos del Estado de California.

Ahora la pregunta no es solo a Argentina y Uruguay: la respuesta esperada será a un nuevo interrogante: ¿Que hará el mundo con un Brexit Salvaje si se dieran las circunstancias de este análisis?

 

Editado en la Redacción de Diario del Vino en Ensenada, Estado de Baja California, Estados Unidos Mexicanos.
Para referencias de este artículo, por favor dirigirse por Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

Ultima vez modificado Sábado, 17 Agosto 2019 20:16