Nuestro Tiempo: Vino, Cannabis y Brexit.

Abr 04, 2019

Las novedades de nuestro tiempo que nos apabullan con la variedad de ofertas que se realiza diariamente desde círculos generadores de opinión, muchas veces confunde por la rapidez con que se producen. También los múltiples temas que acosan al lector para que el publico consumidor  asuma su rol, vuelve casi invisble ciertas manifestaciones que indican el cambio. En este caso el protagonismo es de las dos mayores corporaciones del vino de Estados Unidos, y sus respectivos negocios en busca de nuevos posicionamientos. Se suma una invitada reciente: la cannabis. Aleatoriamente nos referiremos a la también nueva vuelta de tuerca del revulsivo mundial llamado Brexis.

 

La historia de la primer protagonista de nuestro análisis de hoy tiene todos los condimentos de irrupción humilde, pero de seguros pasos que fueron los inicios comunes de muchas grandes empresas que se proyectaron al mundo desde Estados Unidos. Se trata en este caso de Gallo Winery,una empresa fundada en 1933 por dos hermanos - Ernest y Julio Gallo - en la localidad de Modesto, en California. Sus negocios - "modestos" tambien como su localidad -  evolucionaron desde el primer año en forma notable, transformándose con el correr del tiempo hasta la fecha en una poderosa productora y comercializadora de vino que participa de la inmejorable posición del Estado Dorado, cubriendo el abastecimiento de esta bebida en mas de 90 países. La noticia - en forma escueta - anticipa que hace pocos días concretó la compra de nuevas vitivinícolas que incorpora a su portfolio de marcas con una inversión de Un mil setecientos millones de dólares

Así E&J Gallo suma a su ya extensa línea las marcas Clos du Bois, Black Box, Estancia, Mark West, Wild Horse, Franciscan y Ravenswood. La compra que tendrá aprobación en poco tiempo de acuerdo a las leyes de USA, incluye una línea de Bodegas Productoras, a las que corresponden las botellas de etiquetas como Mission Bell, Turner Road Vintners, Clos du Bois y Wild Horse, ubicadas en California. En Washington Hogue Cellars, y Canandaigua de Nueva York.

Y ¿Quien vende?

La corporación que se desprende de estos activos se llama Constellations Brands Inc. y fué fundada en el año 1945 en Nueva York, en la localidad de Canandaigua en Finger Lake (remember up).

Pero lo que distingue, y de alguna manera une, ambas corporaciones dedicadas a la bebida, es que Constellation es tan innovadora como la misma Gallo: Debido a eso asumió primero la primacía en vino vendiendo granel en el este, introduciéndose luego en el negocio de la cerveza, con la representación de la marca Corona de México, que posteriormente compra para incursisonar en todos los mercados con este rubro. Y finalmente (resumen muy breve éste porque Constellation tiene una extensa y rica historia en otras áreas) constituyéndose en la primer gran empresa que participa del negocio de la cannabis (marihuana) con decisión en una primera incursión de inversión. En el año 2018, antes de la legalización de la cannabis recretiva que se produjo el mismo año, sacudió al mercado con un anuncio de inversión de Cuatro (4) Mil Millones de dólares en acciones de la empresa líder de esta nueva industria, la Canopy Growth Corporation. Para lo inmediato tiene la posibilidad de aumentar esta cifra en acciones preferenciales.

Las excelentes cifras de esta última empresa en la evolución de sus negocios y el abandono de su nave insignia - la Canandaigua de Nueva York que pasa a manos de la Gallo - estaría indicando un movimiento de apreciación empresaria a esta nueva explotación: el cannabis, cuyo consumo es ya legal en Estados Unidos en su dos facetas de medicinal y recreativa, y medicinal únicamente en México, el tercer mercado de América del Norte. Esa es entonces la razón de este alejamiento del vino urgido por completar la opción que le otorgaría mayor participacion en Canopy Growth Corporation.

Otra realidad en el ambito del vino estaría indicando la vinculación en por lo menos una bodega en California, de la Cannabis. Hay otros proyectos en marcha. A esto - sin otro ánimo más que reflejar los nuevos tiempos - motiva el título de hoy de nuestra nota. 

Brexit

Ahora el Brexit "salvaje".

El Brexit es el punto final, complejo y llamativo. Sin aparente solución de parte de Inglaterra, en el conjunto del resto de Europa la situación no es diferente. La tensión del momento ha pasado y queda flotanto solo un ambiente de preocupación en ambas orillas del Canal de la Mancha. Sin embargo, hay algunos síntomas que la industria del vino de cualquier latitud debe tomar en cuenta y leer los síntomas con toda seriedad. El vino es un producto del que Inglaterra no va a prescindir, y tal vez con el correr del tiempo el cambio climático le dé una mano (hasta en esto la situación va en camino contrario a cualquier otra expectativa), pero el Brexit es ahora, y las posibilidades - si bien cercanas - aún serán demoradas.

Lo cierto es que el problema actual está encareciendo mucho mas las botellas en estanterías. Y circula una amenaza cierta, para quien lea los acontecimientos con una lógica anticipatoria. El diario The Telegraph anunció el posible cierre de una de las vinacotecas mas trascedentes en los últimos tiempos. Motivo: los altos costos hacen imposible el mantenimiento de su plataforma digital con la que promociona ofertas en locales (la mayoría en Londres). Por otra parte, ambos partidos de Inglaterra están subestimando la reacción del público ante un Brexit desordenado. La ilustración de arriba es un hallazgo. No faltan tampoco los pronósticos revanchistas: estos apuntarían a una revalorización en el mercado inglés de los buenos vinos de Australia, incluyendo los graneles Premium: Dura respuesta si las hay en el Reino del Vino. 

Hasta pronto.

Ricardo Brizuela

Ultima vez modificado Domingo, 07 Abril 2019 06:43