Brexit: el infierno tan temido.

Mar 25, 2019

"Si pasó en la vida, pasa por #DiariodelVino".

Theresa May, Primera Ministra de Inglaterra . Su lucha parece haber terminado con un resultado de "perdemos todos". Las coincidencias, los pálpitos o el influjo de la realidad, a veces puede confundir a observadores desprevenidos. Sin embargo, aferrados a nuestra profesión a veces "cometemos" la imprundencia de un anticipo. Muchas otras nos motiva un extraño mecanismo de la mente formada por un terco sistema de sinapsis, que tiende redes hacia y desde objetivos registrados en nuestra memoria. Para los amigos que nos siguen - somos eternos agradecidos - debemos decirles que todos - juntos - hemos cometido bajo la apariencia de una humorada la peor de las travesuras: la del final anunciado. La nota en clave de broma "De vino si breve, buen vino"  contiene una última frase que dice textualmente: "Volveremos dijo May". Por supuesto se inspiró en la célebre frase del ex Primer Ministro inglés, Sir Winston Churchill. Esta tuvo origen - como tantas otras brillantes de su cosecha - en una experiencia directa generada por contratiempos del pueblo inglés durante la Segunda Guerra mundial. 

Programa de #DiariodelVino, que comparte con sus avisadores
Responsible

Sin embargo, aplicarla en labios de la Ministra May fué un anticipo que el curso de las circunstancias lo estaba señalando. Los titulares de Europa, descubren ya esa intención como una última jugada de la señora May para presionar al Parlamento, con lo cual estaría jugando su última carta en éste capítulo dramático en que la historia vuelve a poner a su país. 

David Cameron, su antecesor, que posibilitó esta ventana al suicidio anteponiendo la política sobre el bien común abriendo las puertas del Brexit, se dedica por estos días a la placentera tarea de escribir sus memorias, a la par que viaja ocupando jornadas de turismo. En el año 2013 esta figura del Brexit fué una moneda de cambio para entregar a la oposición para la utilización de un herramienta de uso mortal debido a la exitosa alianza con los demás países europeos. Nadie pensó que esta declinación para calmar la aguas revueltas, sería finalmente la cicuta a digerir por todos: ingleses y europeos.

RomanéePorque ya nadie duda que llevado el tema al final del Brexit sin acuerdo la destrucción de este maravilloso instrumento de unión de mercados, acabaría con muchos mas proyectos que reparaciones veleidosas de preeminencias históricas. El tema es de tal gravedad que las cifras que se manejan como pérdida a nivel global de las ventajas de este acuerdo, serán tanto o igual de apabullantes como las sumas de dólares que se necesitan para blindar la economía en algún país de LatinoaméricaBemberg.. 

¿Y quienes lo anticiparon? Los viticultores, las bodegas y los "comerciant" de vino de Europa. 

Siendo nada mas que uno de los grupos perjudicados, nadie cree sin embargo que la fluidez de las ventas de vino logrado para las botellas de España, Francia y Alemania, puedan ser medianamente paliadas con las construcción de otros destinos en el corto plazo. Será parte de una serie de acciones a generar en forma inmediata por los afectados directos. Inglaterra, históricamente construyó la clientela ideal. La afición a los vinos de los británicos, hicieron desde muy temprano en la Edad Media el mejor y más seguro mercado para bebidas diversas. Los vinos en primer lugar se expandieron, desde los fortificados españoles, pasando por tintos famosos de Bordeaux y Borgoña, completando con la acogida al problemático champagne que tuvo en jaque a Dom Perignon y que los alemanes, sabiamente, introdujeron en la corte británica.

Obviamente, esto es solo uno de los problemas que generará el Brexit sin acuerdo. Otras industrias como las de alimentos, la floricultura, la de fabricantes de infraestructura del frio, del transporte automotor, la moda, la logística... el paquete es inmenso, y desatarlo tan solo requrirá los mejores especialistas y la colaboración de toda la nueva tecnología aplicable a los fines mas inverosímiles... y tiempo. 

Los vinos de Rioja tienen razón: será dificil enhebrar nuevas agujas para recomponer viejas costuras. Al fin tal vez valga la pena, el tiempo dirá. Sin embargo mucho quedará en el camino, y no solamente en Europa. A la vuelta del Hemisferio, ojos rasgados escudriñan.

RB. 

 

 

 

 

Ultima vez modificado Viernes, 29 Marzo 2019 19:41