Visualizando el Cambio Climático y sus efectos - 气候变化

Ene 07, 2018



Ilustración: Mapa de Greenpeace, sobre el desplazamiento de los viñedos en un siglo.

Escribe Ricardo Brizuela

En un repaso de los títulos de hoy 7 de Enero de 2018, nos provocó gran sorpresa leer cuánto y con qué frecuencia se estaba publicando sobre el cambio climático. Es razonable: ya el concepto ha quedado prendido de la intimidad de la industria vitivinícola, y de la mayoría de los gobiernos, incluyendo los europeos y asiáticos, con China, luchando denodadamente para paliar el daño que le hizo su desarrollo desbocado al eco-sistema, y más próximamente, a la calidad de vida de millones y millones de habitantes en ciudades, algunas ya ocultas detrás de neblinas pestilentes.

Sólo un líder, en Occidente, cierra sus ojos con brillante tozudez, ignorando la evidencia del desastre que también su propio país construyó como aporte al futuro de la humanidad.

En este punto nació esta nota, e instruí para que me aportaran datos de nuestro archivo.  Recordaba algunos datos, pero quise corroborarlo, y así me encontré con ésta información de 2006, editada en Santiago de Chile, precisamente el 4 de enero: hace exactamente 12 años.

Como pueden leer, en ella la Asociación de Periodistas de Información Económica de España, anuncian el primer evento para estudiar el “Calentamiento Global”, primera referencia a lo que hoy – entonces se insinuaba nada más – se conoce como Cambio Climático.  

En esta nota no es mi propósito argumentar nada: solo valorar la información tal como fue fluyendo a lo largo de estos últimos años, desde el nacimiento del concepto de Calentamiento Global, hasta identificar plenamente al monstruo de las mil cabezas que nos acecha a nosotros y nuestra descendencia y a nuestro planeta. Ciertamente, qué años para dejar testimonios. Nunca antes en la historia de la humanidad se había reseñado casi cronológicamente el cambio de una era a otra. Y aquí estamos, a casi 80 años de los primeros pasos de adminículos variados que luego llamaron computadora (que nació con nombre y apellido en Palo Alto (California) en 1939, pero que venía insinuándose desde la edad media con la creación de los algoritmos según Wikipedia,) a poco de la invención de internet y las redes sociales, y ya casi en la crónica obligada y cotidiana de los desastres naturales.

El otro paso referencial lo tuvo como protagonista a Don Miguel Agustín Torres Riera, pater family de la empresa Bodegas Torres. Batalló denodadamente para alertar sobre la manera en que se nos caería el techo encima. Por último, fue mucho más práctico: “Me voy a comprar parcelas en los Pirineos para plantar viñedos”, dijo. Y cumplió. Esta nota de La Vanguardia es de lectura obligada.

Y aquí estamos: adviertan mis amigos cómo el tiempo se fue acelerando vertiginosamente. Del incipiente "calentamiento global" de los Periodistas de Economia de España de hace doce años apenas, estamos de golpe frente a la transición en las franjas de explotación en el orden global, como demuestra la imagen de Greenpeace que ofrecemos arriba. A fin de siglo (otros 80 años nada mas), en el norte Canadá, y los vikingos en Escandinavia, recibirán los beneficios de las explotaciones de viñedos de California (la de Estados Unidos y de México) y las de España, Francia, Alemania Austria, Suiza, Marruecos, Israel y las muy nuevas del espumoso británico.

En tanto en el sur, a Chile y Argentina se le acabaran las tierras de la Patagonia. ¿Se dan cuenta ahora porque ambos países sureños se aferran a su porción de Antártida? (Bueno, es sólo una figura). En tanto, peor les irá a los viñedos de El Cabo (África), estarán obligados a buscar soluciones de hidroponia en agua salada (¿No suena novedoso?) Ah... no me queda claro dónde irán a parar los viñedos de Australia. 

Ultima vez modificado Jueves, 11 Enero 2018 08:56