La corrupción argentina que toca al gobierno de México

Feb 17, 2021

Foto arriba: Ministro de Salud Gines Garcia que acaba de renunciar por escándolo de la corrupción en Argentina.  

 

"Lo que los Peronistas no tienen es remedio...": Jorge Luis Borges

Por Ricardo Eulogio Brizuela, Director de Diario del Vino (Sobre mi expulsión arbitraria de México)
Vivir en un país corrupto es una experiencia extrema para cualquier mortal, sea quien sea y se dedique a la profesión u oficio que tenga para ganarse la vida honradamente. Convivir con la corrupción es tarea sobrehumana o de ameba: cualquier opción supera el raciocinio de un hombre común. Contra la corrupción - para un hombre leal a sus principios - solo hay dos caminos: combatirla o rendirse a ella, enamorado de su influencia, ignorando el daño que esta aberración de la naturaleza depara a cualquier grupo humano.

En  mi vida - y perdón por lo autoreferencial pero quiero ser lo mas claro posible en esta nota sobre la que tal vez no vuelva a referirme - me he dejado avasallar por la corrupción, porque ella adormece y mata lo mas valioso que el ser humano recibió desde su cuna: la integridad moral. En estos días que corren, hace 20 años atrás, tomé la decisión de abandonar mi país que se desangraba en otro recurrente período de su contradictoria historia, Tenía entonces 62 "juveniles" años. Aterricé en Chile e inicié un periplo de estudio y trabajo por otros escenarios del mundo. Dejaba atrás una lucha ardua ejerciendo el periodismo desde distintas funciones. Hoy estoy de nuevo en mi país, desde el 24 de septiembre pasado. Mi regreso coincide con dos hechos que, otra vez, marcan mi conciencia.

El primero se refiere a la explosión de la corrupción que tuvo ayer el pico mas alto en Argentina: El escándalo de la Vacuna Sputnik V que salió a la luz en forma pública imprevistamente con las pruebas del manejo inmoral que el Ministro de Salud Gines Garcia hizo escondiendo y manejando a su criterio el 3 % de la existencia escasa del antídoto para prevenir la enfermedad del Covid-19. El remezón que castiga al gobierno peronista es primera plana hoy de los diarios de todo el mundo. Y esta referencia no es gratuita: mis 62 "juveniles" años en mi partida, se han transformado en 82, una referencia etaria que me hace interesado privilegiado en este escándolo inmoral del gobierno de mi país. 

El segundo hecho que quiero hacer resaltar para conocimiento de mis lectores y particularmente mis amigos de México, es que he sido expulsado arbitrariamente de ese querido país, donde me encontraba residiendo desde el año 2007 en forma legal y continuada, al frente de mi propia empresa.  
El hecho ocurrio exactamente a las 9 horas de la mañana del 22 de septiembre pasado, cuando una patrulla armada de Migraciones entró a mi domicilio del Edificio Entremar de Baja California prácticamente a la fuerza, me trasladó a Tijuana donde sin explicación de ningun naturaleza, estuve detenido en una celda común con inmigrantes asiáticos, y a la madrugada del día 23 fuí trasladado con custodia al Aeropuerto de la Ciudad de México, donde me embarcaron - siempre usando la fuerza - en un vuelo a Buenos Aires via Panamá. Desde mi llegada a Argentina donde hice 15 días de observación - en un hotel de Buenos Aires - en los que tuve un resultado negativo respecto al Covid-19, no pude obtener hasta ahora ninguna razón ni de México ni de Argentina, sobre las razones de este trato absolutamente reñido con los Derechos Humanos. 

En Argentina, todos mis intentos de comunicarme con el Canciller Felipe Solá (a propósito, uno de los vacunados  con el sistema de "bajo la mesa" que originó el escándolo que detallo arriba) fueron neutralizados por funcionarios de Relaciones Exteriores. Tampoco he recibido ninguna satisfacción de la Embajada de México en Argentina, que a cada comunicación mia responde con una exigencia absurda sin dar curso a mi pedido de explicaciones. 
El 24 de febrero próximo el Presidente argentino se reúne con el Presidente de México, en México City. Exijo públicamente el trato de mi caso en dicha oportunidad. Y por si fuera necesario mayores datos de este feroz atropello de las fuerzas de migraciones mexicanas, señalo la documentacion del Expediente que se instruye en sede de la PGJE de Ensenada desde el 7 de junio del año 2018 con el NUC 0201-2018-09048, que también protege mi estadía en el país como actor de una denuncia específica.
Espero no tener que hacer de esto un motivo de intervención de los organismos de Derechos Humanos internacionales. 
Editada en el Estudio de la Dirección de Diario del Vino de Buenos Aires, Argentina. 

 

Ultima vez modificado Lunes, 22 Febrero 2021 23:29