Literatura y tapeo: Cervantes, precursor al señalar el tapeo en las ventas, en Don Quijote.

Jun 19, 2019

Donde se habla de los ricos alimentos que, como tapa de vasos de vino, se sirve en toda España y distingue a la Gran Via en Madrid, como un atractivo muestrario de bocaditos, que incita al madrileño y los turistas, a “ir por tapas” después de la jornada de trabajo.

Se dice también que la palabra tapa precede de la castellanización directa del francés étape, etapa, para hacer referencia al aprovisionamiento de soldados en una marcha o traslado que durase más de un día. La tapa era por tanto el lugar en el que los soldados se aprovisionaban y tapear era la acción de realizar tal aprovisionamiento (es decir, recoger las vituallas y quizá descansar un poco).

Haga click en la foto de abajo y tendrá mas información
sobre el tapeo en España, origen de este suelto de hoy.

TapeoSea como fuere, Miguel de Cervantes, en El Quijote, ya hacía referencia a las tapas a las que denomina llamativos. Y Francisco de Quevedo, en varias de sus obras, las menciona como aviso o avisillo. Resulta evidente pues que desde los siglos XVI y XVII ya era costumbre en la mayor parte del territorio nacional acompañar la bebida en tabernas y ventas de pequeños bocados de comida que quitaban el hambre, paliaban los efectos del alcohol y respondían a la perfección al espíritu y el formato de lo que hoy llamamos tapa, pincho o aperitivo.

Siendo común a casi todo el país, el tapeo o hábito de comer tapas se configura de forma bien distinta según la comunidad autónoma o provincia a la que hagamos referencia. Si queremos hacer un recorrido somero por nuestra manera de tapear, podríamos arrancar en una de las que bien podemos considerar capitales de la tapa en España: Granada. (ir a la nota original haciendo un click en la imagen de arriba).

Ultima vez modificado Sábado, 22 Junio 2019 20:12