Diario del Vino

Diario del Vino

Noticia en desarrollo permanente por posibilidad de ingreso de material nuevo
 
El vino que mas se vende en China es de Australia. 

Pero los vinos de Australia están siendo boicoteados por los mismo chinos, y el país Oceánico perdería casi medio millon de botellas anuales de envío como exportación logradas en los últimos años en negociaciones en Beijin y Sydney. 

Mas allá de esto, también puede perder (si ya a esta alturas no fueron concretadas) las ventas de carne, lácteos y productos agropecuarios para consumo humano, de primera necesidad. Si esto llegara a concretarse, la economía de Australia estaría al borde del colapso por la pérdida de su principal cliente. 
 

Sin embargo, el problema que se echaría encima China no sería de menor magnitud: decenas de empresas originarias de Australia fueron compradas por capitales de inversionistas chinos, y ellas serían un suerte de reaseguro de Australia para eliminar los escollos que en este momento la coloca casi al borde del default, después de 30 años de crecimiento. Por ello China no acciona drásticamente cortando el flujo de negocios y envía, amenazante, a su embajador ante Asutralia para poner sobe el tapete solo un boicot para los productos del vendedor. Es obvio que si no fuera así y las circunstancia no lo obligaran con el tema coronavirus, hace mas de un mes atrás ya hubiera desechado el intercambio comercial.
 
El hecho que desemboca en este trance efectivamente tiene relación con el coronavirus, y en él se encuentran expectantes otros protagonistas, como Estados Unidos por ejemplo y en paralelo, una pequeña corte de países productores de vino que aspiran a llegar a la guinda del postre que representa el consumidor chino. Entre ellos sólidos protagonistas de la producción vitivinícola como Chile, Argentina, España, y algunos más
 
Se justifica: el vacío que dejaría Australia en el mercado chino incluye al vino de mayor venta en el país asiático, que tiene etiquetas de prestigio internacional como Penfold y el popular Yellow Tail (en realidad de una familia italiana).

Pero ¿como empezó todo esto y que relación tiene con la pandemia del coronavirus, y por qué el hecho constituye un conflicto de interés internacional? 
 
La historia es muy corta y se la explicamos en términos simples. 
 
La relación entre China y Australia nunca cuajaron del todo. como socios bien avenidos. Los conflictos entre Oceanía y El Sudeste asiático son monedas corriente y el principal motor tiene ingredientes raciales y de discriminaciones variadas. Australia nunca fué totalmente aceptada por sus vecinos, pese a que hay antecedentes históricos de la ayuda de China en circuntanstancias muy poco favorables para Australia. 
 
Hasta el año 2018, las preferencias de los vinos elegidos por el paladar chino se reducía a países claves: Francia, España, Estados Unidos y esporádicamente Chile y alguno de pocos países mas.
 
Sin embargo - sintetizando - en el año señalado, un multimilllonario chino de Guangzhou probó un chardonnay en una bodega australiana, y le gustó tanto que - mientras disfrutaba de  un cordero asado entrecerrando sus ojos - pidió comprar toda la añada de ese vino. Cuenta también la historia que el sabor del cordero asado le pareció tan exquisito, que se aseguró la compra de todos los corderos disponible para vender en su país. Aparentemente aquí comenzó la relación que - como una llamarada - encendió el gran negocio de Australia. Hasta entonces el país de los canguros era un productor mas de vino que - salvo un par de etiquetas - no tenía trascendencia internacional. Compartieron negocios jugosos los últimos dos años: unos disfrutando del vino y de sus compras en Australia, y ésta vendiendo y valorizando sus productos que empezaron a trascender las fronteras hacia otros aprovechando la vidriera China. Sobre esto pueden dar fe los promotores y organizadores de salones de vinos que se realizan ahora en China. 

Cuando llegó el Coronavirus, los primeros sorprendidos fueron los Estados Unidos. El más complicado fué China que - previsoramente - quiso esconder algunas cartas, como diciendo "mentira yo no fuí". Y el más comprometido resultó la Organización Mundial de la Salud, es decir su Director General
 Empresas binacionales
El modelo de Negocios de China:
Infiltró su capital en empresas de Occidente para explotar su propio mercado vendiendo en China misma y - por otro lado - compartir  los beneficios de las empresas "anfitriona" de otros paises.  Francia y muchas de sus bodegas son una prueba. En Australia se da la misma experiencia. El vino fué en realidad el primer objetivo y "anzuelo" del "capitalismo" chino. El coronavirus descorrió un telón que todavía puede darnos muchas sorpresas.

El paso siguiente lo constituyó la amenaza de USA - realizada entre gestiones y sonrisas de Donald Trump y Xi, el primer ministro chino.  Simultáneamente el presidente de Estados Unidos pidió una alineación concreta a sus países aliados mas seguros y comprometidos, para pedir a China un estudio sobre la responsabilidad de ese país en el manejo del brote de la pandemia. Australia es uno de los amigos mas seguro de Trump. 
 
El final es el que se preveía: Australia dejó todo en mano de la Providencia (demasiado tenía ya con los incendios, la desertificación del territorio  y la falta de agua) para andar involucrándose en oras cosas (aunque cumplió al pié de la letra el pedido del presidente Donald Trump..

Hoy está todo embarrado: El estudio o declaración solicitada por Trump aún no fué concedida por China ni exigida por constamcias internacionales. Australia se puso en modo de oídos sordos, China jurando que nunca mas le va a comprar ni vender nada a los australianos. Chile sueña que pase rápido este momento y que no vuelva la pandemia para entregar en tiempo y forma sus vinos comprados por los amigos chinos, y Argentina con rumbo a Shanghai con una carga en avión propio , jugando a rio revuelto. 

Así esta el mundo inmerso en un juego ajeno, asediados por un enemigo invisible..

Hoy, 23 de mayo, el número de afectados en el mundo por el coronavirus, suman 5.526.330 casos, el total de muertes es de 346.090, y hay 2.113.893 recuperados. 
 

Editado en la Redacción de Diario del Vino de Ensenada, Baja California, México. 

 

ESTAMOS EDITANDO ESTA INFORMACION. VUELVA A VISITARNOS EN BREVE.

Hablar claro siempre fué la primer regla que se autoimpuso Diario del Vino en 15 años de trayectoria y a través las distintas sedes que fué inaugurando a lo largo de su Historia: Buenos Aires (Argentina), Santiago de Chile (Chile) y Ensenada (Baja California - México). Gracias a esta férrea voluntad de primar la verdad sobre cualquier otro interés, nos abrió la posibilidad de dominar el mundo de la información de noticias relacionadas con el vino con mas de 160.000.- seguidores que hoy podemos exhibir como mayor prenda de trabajo y esfuerzo, que nos enorgullece. Por eso, y respondiendo a esa premisa, encaramos el análisis en profundidad de este fenómeno mundial que amenaza la salud de todos. No es cierto que el mundo no será el mismo. ¡No... ya cambió!. Ya no es el mismo, y tampoco las relaciones humanas - seamos sinceros - serán las mismas.

Tal vez los intereses seguirán interfieriendo en la realización y aspiración del ser humano, pero no será limitante para que el hombre recurra a su voluntad para dominar las adversidades.

Responsible

Esta nota que presentamos tiene una particularidad: No es una nota marketinera, no es un reflejo de una aspiración megalómana empresaria. Es la realidad en su peor rostro. La pandemia está comenzando a remover los valores mas importantes de las empresas que lograron sobresalir a través de su historia y esfuerzo, logrando la creación de fuentes de trabajo.

Este es el caso de una bodega de California de orígenes humildes que se integró ya como una de las referentes de Napa Valley

Fué creada hace ya largos 20 años, cuando una inmigrante mexicana llegó con su familia a la zona. Muy humilde, escaló las relaciones a través de su elemental trabajo de ayudante en las viñas, se casó y afincó definitivamente su familia propia, creo su Bodega y expandió su prestigio internacionalmente a través de su apellido: Cejas.

enoturismoEsta ilustración (cerodosbe) pertenece a España: El epígrafe del original sostiene: Enoturismo, una tendencia de 62 millones de Euros ¿Cuántois puestos de trabajo significan 62 millones de euros?

Hoy su testimonio nos permite encarar este problema que se presenta ahora con el coronavirus, y que es el primer relato de sus características que domina la pasión de todo vitivinicultor en cualquier zona vitivinícola del mundo, de todo origen y que lleve la pasíon de la entrega en su trabajo: Bodegas Cejas hoy es el centro de atracción de quienes vivimos reseñando la actividad, porque es la protagonista del desastre del cierre de empresas y la desaparición de fuentes de trabajo:

La red CNN acaba de lanzar un reportaje a Amelia Morán Cejas, en la que la misma presidenta de Bodegas Cejas sostiene con franqueza: "Estamos en dificultades... no tenemos los recursos de nuestras catas de vino en la ruta". Si, leyó bien: "... de nuestras catas de vino en la ruta". Y se refiere a los puestos que tienen en la rutas del vino que rodea a la bodega en Napa. No lo dijo de otra forma, por ejemplo: "No tenemos los recursos de nuestros buenos vinos porque nos falta transporte". Comunicó la tragedia desde el escalón mas bajo: la cata de vino del curioso "amante del vino."

Colchagua ValleyDesde Argentina, Uruguay, Brasil, Chile y USA (Foto Valle de Colchagua - Chile - http://www.tucolchagua.cl) hasta Europa (España-Francia-Alemania-Austria-Suiza-Italia) - Australia (Oceanía) El Cabo (SudAfrica), y China (Asia),la vid, la uva y el vino se funden en una expectativa económica que mueve miles de millones de dólares y constituye una irreemplazable fábrica de puestos de trabajo. En el futuro - en el mejor de los casos - solo podrá ser visitada por el nacional en cada país, eliminando las visitas internacionales. 

Y este es el detalle de esta nota de Economía elemental: Nosotros le podemos comentar lo bueno que son los vinos de esta mujer. Lo tranquilizador que sería promocinarlos para que mas aficionados los conozcan, mas interesados en saber que delivery llevará a las casas de los compradores sus vinos. Pero no es éste el caso, sino la brevedad y la esencia: No contamos con el poco dinero que nos pudieran dar las catas, quiere decir. ¿Y por qué? ¿Porque su atención no empatice con sus clientes? ¿Porque su vino es malo francamente? No. la realidad es porque no habrá gente, clientes digamos, para ningún emprendimiento de estas características.  Es posible que subsistan muchos también: pero la realidad de los números irá erosionando cimientos con paciencia. 

El mercado ha comenzado a sumergirse, cada vez más, con un ritmo acelerado. De este principio al fin imaginado hay muy pocos pasos: Finalmente, cuando la pandemia acabe, podrán quedar millones de hectáreas en el mundo a disposición de quien tenga el dinero, el tiempo y las ganas de hacer un buen vino.¡Excelente!. Pero ¿quién lo va a comprar?.¿Quiien se hará cargo de los sueldos de la gente que hace mas de 2 meses no trabaja? ¿Quien repone los valores de la clase media que se va a extinguir, sin la vacuna salvadora? ¿Quien se va a hacer cargo de las empresas que venden el vino del señor que tomaba un avión para ofrecer su producto a los compradores del mundo?.

Este es el tema para reflexionar ahora. Después tal vez va a ser tarde.

Ricardo Eulogio Brizuela

Editado en la redacción de Diario del Vino de Ensenada, Estado de Baja California, México. 

   

Lo dijimos en nuestra primera nota relacionada con el comportamiento de losvinos en este Tiempo de Pandemia  y de amenazas del coronavirus. En ella enfocamos los problemas de consumo que soportan los vinos de España y generan pedidos de asistencia a una de las principales fuentes de recursos y puesto de trabajo de la península.
 
Algo muy parecido pasa en todos los centros de vitivinicultura del mundo. La reducción del consumo es la constante. Y la precaución y moderación con responsabilidad es la otra. Desgraciadamente en este último faltan una campaña de alerta, evitando un problema en el que los platos rotos lo pagan los mas débiles o vulnerables.Sin embargo, este es otro tema, que merece un tratamiento mas profundo que una simple noticia.En cuanto a la noticia en sí vamos a ella: Y la misma nos cuenta que Argentina encontró una brecha para acercar su excelente oferta de vinos a China. La misma consiste en la utilización de un avión Boing de la Empresa Aerolíneas Argentinas que al iniciarse la pandemia, debió comenzar a cubrir con frecuencia y adaptando la cabina de pasajeros del avión, al transporte de carga.
 
En principio el servicio estaba destinado al transporte hacia Buenos Aires de insumos para la atención de los enfermos del virus, como respiradores e implementos variados. Alguien pensó en el problema del medio pasaje con las cabinas vacías y la sugerencia vino de inemdiato.//¿Por qué no utilizar ese espacio para transportar exportaciones para China?
Shanghai
Shanghai, primer punto de encuentro de los vinos de Mendoza (Argentina) con China
 
Esto y señalar al principal recurso exportable a mano, elaborado, envasado y pronto para la venta fue uno: el vino. Extenderse en el quien fue encajar la pieza en el lugar exacto: Mendoza. Así nacio la idea de enviar los vinos de Mendoza a los ahora excelentes consumidores asiáticos. El operativo estuvo a cargo de la Cancillería de Argentina y Coviar (Corporación Vitivinícola Argentina) que nuclea a bodegas que tienen un rasgo común: la excelencia en el "hacer" un buen vino. //Obviamente la oportunidad tiene antecedentes. En principio la fuerte incidencia en el presupuesto nacional de los mas de 800 millones de dólares de valor anual que reportan la exportación de vinos: una cifra comparable a las de la cosecha fina de la Provincia de Bueos Aires, ese amplio granero del mundo.
 
Hasta el momento los principales abastecedores de Vino de la región a China eran las Bodegas de Chile y de Australia. Dos factores distintos les priva en la actualidad de cumplir con la totalidad de los acuerdos con China. Chile tiene graves problemas de transporte debido a la capacidad cubierta en exceso de los puertos asiáticos por el mismo problema de la pandemia. En el caso de Australia, es producto de un cortocircuito de índole politico. Asutralia paso para los chinos a la vereda de enfrente, al acompañar a Estados Unidos con las denuncias en contra de China por el mismo brote de corona virus. Se ocupó de anular el trato de suministro de Australia.
 
Así el camino de Mendoza quedó expedito, con la colaboración de la empresa de vuelos del Estado. De todas maneras, el tema puede dar para el análisis. Estas reservas la señalamos en nota anterior. En síntesis la contiuidad de este proyecto dependería del retorno del brote de coronavirus a China, incluso con un virus con sus características de mutantes, que lo hace mas peligroso. En ese caso habrá que esperar las consecuencias económicas, sumadas a las nuevas que habría que afrontar y las reales posibilidades de China de hacerles frente, sin descuidadr la economía propia. El país se encuentra en este momento en el limite de su capacidad para sostener a sus clases mas necesitadas. Pero asimismo, está atravesando un momento clave de su Historia grande, y cualquier desliz en el tratamiento de este proceso, puede ser insoportable para la sustentación de su filosofía política.
 
Caballero de la Cepa Para cerrar esta nota sobre Argentina y las consecuencias sobre el vino, hay que destacar un trabajo de marketing  con un argumento de cuarentena. Estuvo a cargo de Finca Flichman, una antigua bodega argentina. Una marca de tradición de decena de   años de la bodega cambió el nombre de uno sus vinos mas celebrados. En los años precedentes medidos en decenios, este producto se llamaba Caballero de la Cepa y fue uno de los caballlitos de batalla de la Bodega. Lo presentan ahora aggiornado como   Caballero de la Casa. Obviamente, al compás del hecho principal de la cuarentena: la casa, el hogar. "Quédese en su casa", "Caballero de la Casa" (Clik en imagen izquierda mas sobre Finca Flichman).
 
 Les deseamos suerte y como siempre le decimos: Ojalá sea para bien.
 
 Editado en la Redacción del Diario del Vino de Ensenada, Baja California, México.