Diario del Vino

Diario del Vino

Hablar de Enoturismo, es resaltar una de las actividades económicas que provee la generosidad del Vino. Y, a mayor abundamiento, también es señalar un vínculo con la exaltación de fuentes de trabajo, actividd no competitiva, entorno de convivencia con la naturaleza y sociabilidad del hombre en cientos de lugares de todo el mundo; tantos como el vino haya extendido su incluencia en el planeta Tierra. Hoy esta actividad se destaca en geografis sin fronteras en un cuasi simbolismo de contraposición a los sucesos contrapuestos que sacuden a la sociedad. Es b´sicamente por estas razones que debemos prestar atención a estas señales de cambio de la mano del vino, y de empresarios visionarios. Yéste es elaso del complejo que cpitanea Carlos Moro, sus Bodegas Familiares, Matarromera, la innovadora Emina que está incluída en el grupo y 90 trabajos en ejecución con la mira puesta en el concepto "i+I+D" (ideas, Investigación y Desarrollo). Y es hora que todo esto sale a la luz con el revelador transcurrir del tiempo. El disparador es el galardón recibido por el establecimiento de parte de ACEVIN (Ciudades del Vino) a la Mejor Bodega Abierta al Turismo. 

DiariodelVino

 A quienes transitamos con alguna frecuencia visitando, catando, enseñando y recorriendo las extensas latitudes donde el vino enseña su señorío en el mundo, se nos hace imprescindible (e intolerable la espera) de recorrer casi como un paisano mas, la "milla de Oro" de la Ruta del Vino de Ribera del Duero. mas o menos a 30/40 kilómetros de Vslladolid, a la vera del Rio que en Portugal llaman Duoro, hay un complejo de establecimientos vitivinícolas, entre suaves colinas y viñedos, y el dominio de Castillos y torreones de la edad media. El tr´nsito apresurado de automóviles que conectan los puntos mas importantes de Castilla y León, es un reducto de empresas de rango internacional, todas con etiquetas de Review

Es uno de los lugares mas cercanos de Madrid, cuyos habitantes suelen dejar por algunos dias el trajín de la gran ciudad, para pasar períodos de descanso, de paz y de vinos soñados. Jusamente en ese ámbito se encuentr el estblecimiento de Emina, también motivodel interés de turistas de Londres, Nueva York, Vancouver, México y bárbaro asentamientos de walkirias y escandinavos. Emina tiene fama de ser un establecimiento provocador para curiosos: el desarrollo del Turismo diferenciado es uno de ellos. Perro si usted que lee esto es memorioso, recordará el lanzamiento del vino sin alcohol, un éxito comercial que atribuible a Carlos Moro. También tiene vinos "normales", pero poco comunes por calidad y ciencia enológica.

No le voy a hablar de eso. En cambio le propongo que ponga en su laptop o su smart este nombre: Emina.  Cuando vea todo lo que ofrece, puede cambiar su agenda (tal vez tenga suerte y disfrute el comienzo de un gran Año: 2019). Que haya "merde", como auguran desenfadadamente los franceses. Aquí está lo prometido. un mapaSi usted jura que es mayor de edad, lo dejarán ingresar y mirar el resto. 

Ver historia relacionada. 

Ricardo Brizuela

 

Santiago de Chile es un tesoro a descubrir, no solo por el turismo internacional sino también por los propios habitantes de la capital de Chile que saben bien el dinamismo con el que evoluciona esta perla de Los Andes que todos los días les reserva sorpresas inimaginables. Sobre todo de la mano de la tecnología, la comunicación y habitos del Mundo moderno que ya hace tiempo hicieron suyo los santiaguinos. Y la comida y - consecuentemente - el vino son dos elementos que desde siempre son parte esencial de la personalidad del chileno. De ambas cosas Chile se siente orgullosamente perteneciente al mundo que evoluciona desde lo mas sencillo: la relación del hombre con sus orígenes que hacen de la comida, el vino y la amistad la veta gregaria, que es principio de toda comunidad que evoluciona permanentemente. Y aquí es dónde Miguel Torres introduce La Bodeguita, tema del que le hablamos a continuación.

DiariodelVino

Santiago, 20 de noviembre 2018.Miguel Torres Chile, propiedad de la Familia Torres, apuesta   por   la   gastronomía   tradicional chilena   con   la   apertura   del   restaurante La Bodeguita Miguel Torres, ubicado en Santiago, concretamente en el sector de Alonso de Córdova. El establecimiento abrirá sus puertas la segunda quincena de diciembre con una propuesta contemporánea basada en las tradiciones de la comida regional chilena, a partir de productos frescos de temporada que armonizan con los vinos elaborados por la Familia Torres en España, Chile y California, y otras bodegas de prestigio internacional. El nuevo restaurante de vinos ofrecerá una experiencia enogastronómica completa gracias a una carta de vinos que cuenta con más de 150 referencias de diferentes estilos y procedencias, iconos de la viticultura chilena y mundial, muchos de ellos disponibles a copas. En el compromiso de la Familia Torres de rescatar variedades olvidadas, la propuesta pone en valor aquellos vinos que son el resultado de una importante búsqueda y esfuerzo de años, llamados vinos patrimoniales.

A los vinos de la Familia Torres, se suman los de las Primum Familiae Vini, una asociación integrada   por   12   bodegas   familiares   centenarias   de   Europa   reconocidas   a   nivel   internacional, entre las que se encuentra Familia Torres, además de otras referencias del catálogo de Grandes Terruños. Una amplia carta de vinos que busca, ante todo, despertar la curiosidad del comensal y que disfrute al máximo de su experiencia.

Los platos de La Bodeguita Miguel Torres combinan tradición y creatividad, además de estar inspirados en los sabores regionales de Chile a partir de recetas tradicionales que juegan con los colores, texturas, sabores y aromas para evocar la cultura, las personas y los paisajes únicos de este país. El trato cercano con proveedores de todos los rincones de Chile garantiza la calidad y frescura de los ingredientes utilizados, que permiten al equipo de cocina, liderado por Gabriel Ramos, Chef del Restaurante de Vinos Miguel Torres en Curicó, desarrollar propuestas que revaloren los productos, las recetas tradicionales, la cocina del campo y la cocina del pescador. 

DiariodelVino

De la carta de primavera-verano, destacan platos como Empanadas de Cordero en masa de rescoldo, Ceviche de Alcachofas, Pescado fresco del día al fierro y Ravioles de cola de buey.   Además   se   ofrecerá   alternativas   gastronómicas   para   vegetarianos   y   veganos,   respondiendo a la tendencia de alimentación natural que hoy existe a nivel mundial. “El vino y la comida son parte de nuestras tradiciones y pasiones familiares   y eso nos ha llevado a desarrollar este proyecto, donde hemos querido reunir nuestros vinos con la comida clásica y algunas veces olvidada de Chile y crear un ambiente que favorezca la experiencia y el descubrimiento”, comenta Miguel Torres Maczassek, quinta generación de la Familia Torres y presidente de Miguel Torres Chile, considerada una de las bodegas con mayor tradición y arraigo en Chile.

La Bodeguita Miguel Torres ocupa un moderno edificio con grandes ventanales, repartido en dos plantas y un patio exterior, con capacidad para 120 comensales. Está decorado con elementos que hacen recordar el viñedo y la elaboración del vino, creando un ambiente agradable y relajado. Se han utilizado materiales nobles como la madera y la piedra, duelas de barricas para el revestimiento de los muros y sarmientos de la viña para la confección de las grandes lámparas que coronan el espacio. Incluso el acceso principal se encuentra decorado con Piedra Pizarra, traída especialmente de los suelos de Empedrado, proyecto único y especial de la Familia Torres en Chile. El local también alberga su propia tienda de vinos.

Este nuevo proyecto enogastronómico de la familia bodeguera se suma al ya consolidado Restaurante de Vinos Miguel Torres, ubicado entre los viñedos Santa Digna, en el valle de Curicó, que destaca por sofisticados platos con productos orgánicos y de la zona. En España, la Familia Torres también cuenta con La Vinoteca Torres, en el paseo de Gracia de Barcelona, y Mas Rabell, en Sant Martí Sarroca, cercano a su bodega del Penedès.

 

 

El making of del vino Cultivare de Domènech.Vidal ha obtenido el Premio al Mejor Trabajo Promocional en la 8ª edición del Most Festival Internacional de Cine del Vino y el Cava.. En el acto de Clausura del Most Festival, que se celebraba este domingo en el Auditorio de Vilafranca del Penedès, la Directora de Marketing de Domènech.Vidal, Jana Vives (foto abajo) recogía el Premio al Mejor Trabajo Promocional ex aequo por el Making Of de los vinos Cultivare.

DiariodelVino

Esta pieza audiovisual, realizada por la productora Censet, explica cómo se han diseñado las etiquetas de los vinos Cultivare a través del movimiento artístico de Landart, que utiliza elementos de la naturaleza para hacer creaciones artísticas. El hilo conductor es una conversación en torno a una mesa, comiendo en medio de la bodega, donde Marta Vidal, Directora General de Vallformosa; Raimon Benach, de la Ladyssenyadora; Edu Comelles, artista sonoro y Foix Cervera, artista floral explican todo el proceso de creación artístico de la etiqueta de los Cultivare, los vinos de autor de Domènech.Vidal.

DiariodelVino

Durante los 10 minutos del vídeo se puede ver como a través de una máquina vegetal construida con una cinta transportadora y unos pinceles atados a unas largas varas, movidas por el viento, dibujan cada una de las etiquetas del Cultivare de una forma única y diferente . Este 'making of' está publicado en el canal de YouTube de Domènech.Vidal (youtube.com/domenechvidal).

Por otra parte, Domènech.Vidal patrocinaba un año más la sección Brot del Most Festival dedicada a los cortometrajes. Durante la misma Gala de Clausura, la Directora General de Vallformosa, Marta Vidal, entregó el Premio Domènech.Vidal al Mejor Cortometraje del Público al corto de animación Viacruxis, de Ignasi Lopez Fàbregas.

CULTIVARE XAREL·LO, EL MEJOR VINO BLANCO DE ESPAÑA SEGÚN IWC

Cultivare Xarel·lo 2015 de Domènech.Vidal se llevó el prestigioso Spanish Wine Trophy del concurso International Wine Challenge (IWC) de Londres. Este galardón sitúa este vino como el mejor vino blanco de España por segundo año (2016 y 2018). En este mismo prestigioso concurso británico, los vinos Cultivare blanco y negro obtuvieron una medalla de oro cada uno. Los Cultivare Xarel·lo 2015 y Cultivare sumoll-Samsó 2013 son los únicos vinos de la Denominación de Origen Penedès que se llevaron la preciada medalla de oro.