Diario del Vino

Diario del Vino

Gentileza de la edición del 15 de junio de lomejordelvinoderioja.com publicado con el título de "El barrio La Estación recobra parte de su alma con la vuelta de los turistas"
 
Uno de los termómetros que están sirviendo para pulsar el momento en que se encuentra la desescalada en la ciudad de Haro es la apertura y la vuelta a la normalidad del enoturismo en las bodegas jarreras. Estas, poco a poco, van recobrando la normalidad, y aunque aún falta tiempo para que el escenario se asemeje al que presentaba antes que explotara la crisis sanitaria, el sentimiento general es muy optimista, y prueba de ello es que algunas ya están abiertas y a pleno rendimiento.
 
Es el caso de bodegas como La Rioja Alta, López de Heredia y Bilbaínas, que ya han abierto sus espacios destinados al enoturismo, como la tienda o el wine bar, y también tienen activado el servicio de visitas aunque con el aforo reducido y respetando todas las medidas de seguridad.
 
 
Otras como Gómez Cruzado y Muga retoman su actividad hoy y el próximo lunes, respectivamente, mientras que CVNE ha optado por esperar a que se abran las fronteras tanto a nivel provincial como del territorio nacional.
 
Todos coinciden en que este será un punto clave en el futuro más inmediato de las bodegas. El verano está a la vuelta de la esquina y los responsables del sector enoturístico de las mismas confían en la llegada de visitantes. Por el momento, estos se remiten a puntos de la propia comunidad riojana, como una familia de Alcanadre, que ayer pudo visitar y contemplar las delicias que ofrece Bodegas Bilbaínas, o una pareja de Logroño que tiene previsto en el día de hoy desplazarse hasta Bodegas Gómez Cruzado.
 
Buenas noticias para un sector, que en el caso de Gómez Cruzado, reanuda su actividad de lunes a domingo y con una notable mejora respecto a su terraza, la cual se ha visto ampliada.
 
En el caso de la familia Muga y su bodega, será el lunes el día en que han decidido reemprender la actividad enoturística con la apertura de su tienda, mientras que habrá que esperar hasta el 1 de julio para que vuelvan las visitas.
 
Fuera del Barrio de la Estación, bodegas del calado de Ramón Bilbao también retomarán la actividad este lunes 15 de junio con la apertura de su vinoteca. Por otra parte, será el 29 del mismo mes cuando empiecen a recibir las primeras visitas con un recorrido especial por los viñedos.
 
Editado en la Redacción de Diario del Vino de Ensenada - Estado de Baja California - México.
En la imagen el famoso vino Petrus, una de las destacadas etiquetas de Bordeaux (Pomerol), monovarietal de la uva Merlot. Este vino de gran valor, es permanente víctima de falsificaciones, como muchos de sus vecinos en ese área privilegiada de Francia. "la milla de Oro". Otros vecinos famosos como Chateau Lafitte Rothschild, Haut Brian, Mouton Rothschild, Ausone y Cheval Blanc, son permanentemente acosados por los falsificadores. Las cifras del delito son espeluznante; pero esto que comenzó con elementales trabajos de solitarios delincuentes, se transformó casi en una industria paralela que floreció en China, con las botellas desechadas luego de consumido su precioso contenido, y compradas por las organizaciones que rellenaban las mismas con vino común.  

Creo que este tema se veía venir, a medida que el negocio de los vinos falsificados se tornan imparables. Veamos un poco el por qué de la protección de la comercialización de vinos finos de origen reconocido.
 
Primero vamos a valernos de esta introducción de la página IT ProPortal que publicó el artículo que tratamos de sintetizar: "¿Puede Blockchain poner un corcho a la falsificación de vino?". El mismo medio puso en contexto el problema: El derrumbe del comercio de vino con motivo de la Filoxera que anuló la insdustria vitivinícola francesa por mucho tiempo, dió origen a la épica de la implantación de la  "Appellation d'Origine Contrôlée (AOC)", un certificador de origen en Francia implementado para proteger los vinos que producían sus viñedos y elaboraban en sus chateux".

                                                                                                             Tumbl Logo Wine Consumer 

Sin embargo, quedó demostrado que hoy, el sistema ha quedado obsoleto, porque la falsificación de vinos es una de las actividades mas lucrativas del momento. Esta actividad delictiva, incluso, es facilitado por la aparición de las Nuevas Tecnologías que ponen al alcance de la delincuencia, métodos cada vez mas perfeccionados para "inventar" etiquetas, corchos, cápsulas, botellas y hasta contenido.
 
En el artículo del medio que citamos se dice que: "Si bien los vinos finos atraen los titulares, el flujo principal de dinero está en torno a las importaciones de gran volumen de bienes extranjeros en el mercado masivo a Asia. Según un informe filtrado por el Comité Nacional de Asesores de Comercio Exterior de Francia (CNCCEF), cada segunda botella de vino francés que se vende en China, es falsa".
 
 
Esto abre obviamente un soberano gran interrogante sobre el valor añadido a la producción de un vino fino, con la inversión y el trabajo de especialista en suelos y enología que esto implica, mas las inversiones que la producción conlleva en tierras, maquinas, madera, tiempo y marketing.
 
¿Entonces cuál es la solución? El hoy famoso Blockchain, un sistema de relativa reciente data que obtiene un registro del original por un sistema de bloques, logrando para el producto a proteger, una identidad digital dificil de vulnerar.
 
Así es la propuesta que derrotaría el artesanal duplicado de un vino famoso, incluído contenido y continente.
 
Aquí es donde lo dejamos solos querido lector, porque sobre esto también nosotros en Diario del Vino estamos aprendiendo. Ah, para comprender mejor, el Blockchain es el sistema que protege los Bitcoin, las monedas virtuales que están siendo adoptadas por varios gobiernos, como una forma de ariete para conttinuar los negocios con otros respaldos no metálicos, como el oro. Y lo que mayor valor tendrán serán los productos agropecuarios. Se viene un mundo con hambre. La economía para quienes sobrevivan, volverá a girar en torno a los alimentos. Por ello adquiere importancia las decisiones, como las de algún gobierno, de estatizar empresas transformadoras de productos del campo. 
 
Pero no se aflija: no nos haga caso en este último razonamiento de aficionado. No le damos la espalda a usted, querido lector. No ponemos al lado suyo para seguir leyendo sobre sus hombros este trabajo . Le aseguramos que no tiene desperdicio. 
 
Ricardo E.Brizuela
 
Editado en la Redacción de Diario del Vino de Ensenada, Estado de Baja California, México. 
简体中文版。//Versão em português.
 
La imagen y el video que acompañan esta página le cuentan, amigo lector, esta historia singular que se repite desde hace siglos, y que protagonizan solo algunos elegidos: Aquellos que comulgan con el buen gusto y el respeto a la Madre Tierra.
 
La familia Martínez Pangua cultiva cincuenta hectáreas en propiedad en Baños de Ebro, Laguardia, Elciego y San Vicente. Una amplia muestra de la Sonsierra, que le permite seleccionar la mejor materia prima para sus elaboraciones. Iker y Alberto son la tercera generación  de  viticultores  y  la  segunda  de  bodegueros,  después  de  que  sus  padres comenzaran a embotellar sus vinos con marca propia en la década de los ochenta del siglo pasado. 

HermanosHoy los hermanos Iker  y  Alberto  Martínez  Pangua lanzan  al  mercado  la nueva  propuesta  de  Bodegas  Altún  (Baños  de  Ebro, Rioja  Alavesa),  Altún  Villacardiel,  un  vino  tinto,  100% tempranillo,  que  refleja  el  compromiso  de  estos  dos jóvenes   viticultores   con   los   terruños   de   la   familia después de varios años trabajando en la segmentación, parcelación  y  conocimiento  de  los  diferentes  viñedos.
                                              
Altún  Villacardiel  es  un  vino  procedente  de  una  finca ubicada en el municipio de Laguardia , a los pies de la Sierra  de  Cantabria,  un  viñedo  en  altitud,  sobre  suelos arcillo calcáreos y en el que las vides conviven rodeadas de    un    pequeño    bosque    de    encinas,    vegetación autóctona de la Sonsierra, como los propios viñedos que hincan   su   raíces   durante   incontables   generaciones (Imagen arriba)
 
 
"Villacardiel es un vino que se identifica con la tierra en la   que   ha   nacido", explican   los   hermanos   Martínez Pangua.Villacarriel
 
La altitud de la finca, 630 metros, la convierte en una de las más elevadas de la comarca, lo que, junto con el alto contenido en caliza de los suelos, marca el carácter de Altún   Villarcardiel,   un   tempranillo   fresco,   afrutado   y elegante con un muy buen trabajo de integración de la madera,  que  los  hermanos  Iker  y  Alberto  presentan ahora en una edición de 14.000 botellas y a un precio de 16 euros: "Es un vino de marcado carácter atlántico, en el que    intentamos    reflejar    la    expresión    pura    del tempranillo en la zona". 
 Tumbl Logo Wine Consumer
 
Altún  Villacardiel  es  un  Rioja  del  siglo  XXI,  que  rebusca  en  las  raíces  históricas  de  la comarca de Rioja Alavesa. El vino está hecho para disfrutar hoy mismo de su consumo o para redescubrirlo más adelante: "El mercado cambia, cada vez más los consumidores piden  vinos  que  se  diferencien  del  resto  por  el  entorno  en  el  que  surgen,  que  sean especiales por las particularidades de una parcela".
 
Este vino es la nueva propuesta fruto del concienzudo trabajo de estudio y conocimiento de los viñedos familiares de Altún, con el que los jóvenes hermanos Martínez Pangua, exponente de la nueva generación de Rioja, continúan renovando el catálogo de la bodega familiar. Everest o la limitadísima colección de parcelarios Carralaguardia y Vistalegre son las anteriores propuestas de los hermanos Iker y Alberto, a la que ahora suma Altún Villarcardiel, un vino más accesible aunque para disfrutar en toda intensidad de la variedad tempranillo.
 
Editado en la Redacción de Ensenada, Estado de Baja California, México.