Chile: Grandes Vinos. Así opinaba Douglas Murray

Mar 22, 2018

Ilustración auspicios

 

Attention: Next English Version. Return please.

En esta serie de notas que quedarán como testimonio de los Grandes Vinos de Chile no queremos cometer la injusticia de no recordar a muchos de aquellos que fueron artífices de un renacer posterior de los vinos de Chile, ayudando a una segunda línea de Grandes Vinos después de las históricas viñas fundadas en el siglo XIX y antes. Y una de esas personalidades se llamó Douglas Murray, co-fundador de Viña Montes actual Montes Wines (Empresas a la que nos referimos en nota anterior), y que es reconocido como el artífice de un armado en diversos ámbitos del éxito que es heredero natural Aurelio Montes con sus vinos de figuras celestiales y el mismo Wines of Chile. Quienes abrazamos desde muy temprano esta profesión vinculada a la historia, el conocimiento de distintas disciplinas, los nuevos paradigmas del comercio on line y la instantaneidad de la información mediante internet, hace mucho aprendimos que la memoria, en su totalidad, se encuentra en el limbo donde tambien están todas las referencias posibles, como en el Aleph, de Jorge Luis Borges. De ese terreno - en la confianza de que nadie escapa a un archivo de esta naturaleza - es que rescatamos esta figura clave en la Vitivinicultura de Chile de HOY. 

Douglas Murray nació en Antofagasta en 1942, estudió Economía y Negocios en Estados Unidos, y desplegó una gran actividad en Chile en ámbitos de la vitivinicultura. En cargos importantes estuvo siempre vinculado a esta actividad de su país. Conoció de cerca las grandes empresas que dieron comienzo en la primer época al vino chileno como Viña San Pedro, donde estableció una firme amistad con el enólogo Aurelio Montes. Fué un personaje extrovertido, dueño de un fino humor con una enorme capacidad de comunicador. Precisamente en el año 2006, la Revista del Campo del diario mas prestigioso de Chile, El Mercurio, lo entrevistó y como resultado Sabine Drysdale publicó una excelente nota que nuestro Diario del Vino reprodujo en su totalidad. y que sugerimos leer íntegramente: no tiene desperdicios.  En pocos trazos Murray detalló el éxito de Vinos Montes - cuya sociedad integraba con otros socios, como bodega inconfundible. "Hay que vender la pomada. Montes, en este caso, es el nombre de Aurelio, que es quien hace los vinos y uno de los dueños, y todos los vinos son Montes algo. La gente no se pierde". ¡Lo esencial es "la pomada!" : brillante definición de marketing, una línea que permitió el salto de Montes en tiempo de grandes fracasos del vino chileno, con sello y apellidos propios. Murray tenía además concepciones filosófica muy particulares y adscribía a corrientes espirituales de fuerte arraigo en el subconciente. Los Angeles de Montes es la imagen que disparó una protección casi mística hacia la marca. Al fin su firmeza y mente creativa, hizo realidad la protección celestial para los vinos de Montes.Murió joven, cuatro años después de esta nota que comentamos de El Mercurio, pero preparó el sendero de los primeros 100/100 puntos para un angel: Montes Alpha y un varietal clásico, cabernet sauvignon. Aurelio Montes sostuvo entonces: "Estamos lidiando con una pérdida muy difícil. Era un hombre muy querido".

Nota relacionada: Montes: la historia del vino de Chile y las alas del Angel.

Ultima vez modificado Domingo, 25 Marzo 2018 04:20