Noticias ProWein 2: Alemania se fortalece como vidriera del Vino del Mundo

Mar 18, 2018

Auspicio
Attention: English version

Hoy confirmaremos, al cierre de la feria, si Prowein acaba por lograr otro récord de asistencia, como el año pasado, en esta muestra que va camino a inscribirse definitivamente como “la vidriera” obligada del vino en Europa. Aparentemente, como se ha visto hasta ahora, ese liderazgo supo construir este país a partir de una excelente elección de la temporada para presentarse en el centro del Viejo del Mundo, y obtener el beneficio de una cita entre actores del comercio de vino gracias a una disponibilidad de tiempo sin labores importantes, circunstancia que favorece la participación de operadores mundiales del vino.

Esto no tiene sentido – señala una publicación francesa - pero no es Francia, Italia o España una de las que alberga la primera exposición de vinos en el planeta. Es Alemania. Con 6.600 expositores de todo el mundo, ProWein es la primera feria de la industria. El espectáculo, que se extenderá hasta el martes en Düsseldorf, ya ha superado el nivel de 2017. Ella espera incluso romper un nuevo récord, después de los 58.500 visitantes registrados en 2017.

Con esta visión, el recuerdo de lo ocurrido en el año pasado, y las perspectivas de conseguir la atención de los grandes compradores de vino del mundo, todo en un solo ámbito, desde la apertura, todos los vinos (incluso el granel) están presentes ocupándose de la función primordial que los trajo hasta aquí: ¡Vender!. Y es lo que hacen todos, con alegría, con pasión y con la soltura de quienes se encuentran con amigos del mismo club, hablando el mismo idioma, pese a la babel de las lenguas, pero sintonizando al vino como gran comunicador.

Y ya que mencionamos a Francia, digamos que muchos fuimos los que observamos una la predisposición alemana para comprar champagne, sparkling, o algo similar, con burbujas doradas o de plata, pero que haga cosquillas. Y esto responde a un hecho apegado directamente a la historia: fueron los alemanes quienes promocionaron el producto estrella (literalmente) del viejo monje Dom Perignon, tanto que prácticamente los negociantes alemanes despertaron en las cortes de Inglaterra la adoración por el champagne. En esto siguieron siempre la línea que marcaba la diferencia entre la guerra y la paz: “Cómo hacerle la guerra a un país que inventó el champagne”, frase atribuida a un viejo canciller alemán.

Pero no hablemos de guerra: hablemos de paz: de la paz en tiempos del vino. Este regalo que todos vienen a entregar a Alemania: Francia, Italia, España, Estados Unidos, Australia, Sud Africa, Nueva Zelanda, Argentina, Chile. Y precisamente con Chile cerramos esta nota: Puede apretar el banner de abajo: esta fue una de las principales ofertas de Chile: el país de los Grandes Vinos.

English Tex

Ultima vez modificado Miércoles, 21 Marzo 2018 10:47