Imprimir esta pagina

Entre el cielo y la tierra: Temblores, Granizadas y Atardeceres de Fuego

Jul 06, 2019

El Oeste de Norte América es escenario de fenómenos climáticos que llaman la atención de la ciencia y atrae las conjeturas arriesgadas de neófitos. //   The West of North America is the scene of climatic phenomena that attract the attention of science and attract the risky conjectures of neophytes.

AtardecerdeFuegoFué una semana con imágenes duras, que no nos atrevemos a calificarlas en forma más precisa por la precaución en el manejo responsable de las proyecciones desde el lenguaje. Seguramente debe haber razones físicas tal vez emparentadas entre sí, pero queremos aclarar que no deseamos de ninguna manera introducir este asunto en el terrenmo de lo esotérico El caso es que en una franja del Pacífico, esta semana que transcurrió tuvo signos preocupantes de que algo no funciona en la naturaleza. La percepción de desastre es más que una retórica. En California de Estados Unidos por ejemplo, nada es más alarmante que la aterradora espera que un sismo de proporciones puede desatarse en cualquier momento. En tanto, en el mismo período, Guadalajara, la ciudad del turismo porGranizada1 excelencia de México, al sur de California, despertó en los mismos tiempos con ensordecedor sonido de piedras y un manto blanco cubriendo calles, techos, vehículos, rutas, etc. Por otra parte, el último sábado de junio, antes que empezara el objeto de nuestro relato, un atardecer de fuego llamó la atención: el fenómeno cubría todo el horizonte del atardecer y pudo contemplarse desde San Francisco (California de Estados Unidos) hasta las costas de Baja California, en México. ¿Hay motivaciones comunes y vinculantes? Es una pregunta inquietante pero que ningún centro científico descarta ni explica. (Imagen arriba, derecha: Viento, granizo y hielo en Guadalajara)

Atardecer de Fuego

El último sábado del mes de junio, el atardecer nos trajo un regalo impensado: El cielo y el Mar de la Bahía aquí en Ensenada (Mx) presentaba esta postal Todo cuanto pudiera abarcar nuestra vista estaba teñido de rojo. Una línea dorada separaba en el hrizonte las aguas y las nubes, y desde la luminosidad que representaba el sol que bajaba apresuradamente, los rayos se proyectaban pintando el atardecer del mismo color. Desde nuestro estudio, pudimos tomar nota para el archivo y los recuerdos. El resultado es la imagen que pueden observar a la izquierda. Momentos despujés nos informamos que esta ruta costera por la que nos conectamos con Estados Unidos de América, hacia arriba, atravesando de sur a norte California, presentaba las mismas características. 

Así recibimos comentarios de viajeros que en su regreso desde San Francisco, por ejemplo, tenían las increíbles postales tal como la estábamos viendo nosotros, con el privilegio de agregarle la visión de los cortes que en la región se dá en la costa, que cae a pique por la ladera quebrada, hacia las aguas del Océano Pacífico. Sobrecogedor paísaje. Esta conexión se da en la zona diariamente, dado que muchos habitantes de esta región viven o trabajan en uno de los dos países y viaja su regreso todos los días. 

 

GranizoEl granizo formó una gruesa capa de hielo en las calles de Guadalajara. 

Sin embargo, en las próximas horas de la semana pasada tomaríamos conocimientos de otro asombroso fenómeno. A relativamente pocos kilómetros al sur de donde nos encontramos, se encuentra la estación turística de México llamada Guadalajara. Fantástica y hermosa, gran centro de atracción turística, comercial, industrial y cultural, Guadalajar representa las mejores tradiciones mexicanas. Allí, entre otras actividades se centraliza por ejemplo la actividad de las oficinas de las mas famosas tequileras. La cultura tiene un gran espacio con su Teatro de Operas,  el famoso Hospicio Cabañas (un palacio decorado con murales de Clemente Orozco, curiosamente llamado "El Hombre de Fuego"), es sede anual de la Feria del Libro, y tiene su espacio propio el fútbol con el famoso Chivas. Bien, ese lugar tiene 1.500.000 habitantes que se vieron sosprendidos por una impresionante granizada. Gruesa, con bochas de hielo del tamaño de naranjas, el cielo cubrió en instantes con una capa de hielo gran parte de la localidad. Obviamente, un descalabro general fué el resultado de tan imprevisto fenómeno. A varios días, aún siguen las tareas de limpieza del área. 


Pero sin embargo, los días nos traerían mas sorpresas: éstas comenzaron como siempre escuchando rumores de noticieros y se confirmaron ese mismo jueves, mas tarde. California estaba temblando.  Decir estas tres palabras tal vez tenga poco significado para muchas persnas en el mundo tan grande y tan complejo, inmersos estos días en preocupaciones varias. Pero, California temblando tiene para el habitante de la región (no digamos del mismo residente de California), un signficado dramático en el mismo enunciado. Existe en el subconciente del norteamericano y el mexicano geográficamente próximo, la leyenda de la Falla de San Andrés. Esto significa lisa y llanamente, esperar que algun día - en las proximas horas, años o siglos - unas famosas placas de los confines del inframundo, se acomoden una sobre otra, y equilibren geológicamente el territorio. Es claro: el detalle es que esto dicho a la ligera, no se condice con la posibilidad de que el hecho, por ejemplo, transforme a la península de Baja California en un islote boyando en el Pacífico. Como una película tal vez sería maravilloso. El protagonismo en serio de dicho accidente, en realidad sería muy ingrato

Nubes

El jueves todo comenzó con un temblor de 6,5°. El viernes éste se transformó en otro movimiento, esta vez superando los 7,1°. Este fué el temblor mas poderoso desde el año 1999. Nadie quiere apostar de cuánto será el próximo más poderoso: Temen no poder estar para cobrar. 

Entre uno y otro, la población de California, en Estados Unidos, soportó miles de réplicas. Una detrás de otra. El movimineto de mayor intensidad tuvo su epicentro en pleno desierto. Hubo suerte, solo ocasionó heridos leves.  Entre un evento y otro, hay tiempo para pensar: ¿Que pasará en el próximo? En tales dudas se encuentran millones de habitantes de la región mas rica de América. Nadie tiene una respuesta: solo una probabilidad esperanzadora: cuánto mas la región se aleje de la primera manifestación de este mega movimiento de 7,1°, mas posibilidades hay que los elementos se aplaquen, y todos volvamos a pensar en una posibilidad remota, que podría darse en un tiempo muy lejano... o muy próximo. ¿Quien lo sabe? Resulta agradable pensar que el hombre es el único ser viviente que puede imaginar el futuro... Sin embargo, nadie habló todavía de modificarlo  Nos comformamos al pensar que la Falla de San Andrés falló... por ahora.

Así están las cosas...

Ricardo Brizuela

Esta nota fué editada en la Redacción de Diario del Vino de Ensenada, Estado de Baja California, Estados Unidos Mexicanos.
Por cualquier tema relacionado con esta nota, escribir a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Ultima vez modificado Lunes, 08 Julio 2019 22:35