El vino ante una realidad marcada por la pandemia

Ene 17, 2021

Vinos argentinos

 

Una paradoja: las ventas exitosas del vino en una vitivinicultura complicada.

Escribe: Ricardo Eulogio Brizuela

Tiempos modernos  una extraña parodia de la era moderna del viejo humor de Charles Chaplin, nos hace reflexionar sobre este pasaje de la Historia que quedará grabada, no caben dudas, con los mas elocuentes rasgos negativos de un retroceso aparentemente sin límites en el desarrollo de nuestra especie.

Un resumen de la historia

Las causas, los motivos reales, aún es prematuro señalarlo con exactitud a riesgo de asomarse a un cúmulo de errores cometido por el hombre en los mayores niveles de la responsabilidad de las organizaciones internacionales. Es dificil aportar datos o elementos para el análisis responsable en estos temas, pero nada mas señalar las consecuencias sobre la sensibilidad de la producción de bienes de cara a la sociedad, nos entrega datos relevantes.

Wine Future

En este orden la Vitivinicultura es una actividad que recoge los índice mas destacados dado que encierra en el ámbito social una perfecta parábola de los tiempos, en el transcurso de los milenios de la humanidad. La uva y todo lo que significa la vitis, es una de las explotaciones que el hombre adoptó en su desarrollo, en su evolución, en sus tiempos de placer o en sus proyectos de intercambios, con más fuerza en el devenir de las distintas civilizaciones.

La actividad en si es una de las  tareas a las que le dedicó el hombre,  junto a otros productos originados en la naturaleza, su mas fructíferos esfuerzos. La vid, junto al trigo y el maíz, integra una trilogía de la que alumbraron desde tiempos mitológicos, esta realidad que transitamos  después de milenios enormes de aparente evolución. Todo ocurrio con la cadencia de situaciones particulares de predominios de grupos, intereses y religiones, sexo y creencia. Los dioses y las diosas se turnaron en la fé, según la actividad activa o pasiva que cada representante de estos simbolos de la evolución de la población adquirían. Asi se sucedieron tiemos de guerra y de hombres poderosos en su fuerza o valentía, con tiempos de paz, recogimiento y preeminencia femenina,,con la agricultura como símbolo.

Los dioses y las diosas fueron creando costumbres. Pasaron milenios en el que alternaban unos u otras. Este último tramo - el tiempo de la pandemia anunciada - nos toca la celeridad empujada por la adopción de los adelantos logrados en disciplinas variadas, con las que todo cambia o se transforma. Y además una revolucionaria gestión de reconocicmiento a la diferencia de sexos. Seguramente, si insistimos, la reacción nos deparará otras sorpresas mayores.

Mientras tanto tal vez nos olvidamos de las cosas prácticas, de aquellas que fomentaron y fomentan el desarrollo pese a una humildad manifiesta. Entretanto, la vid, el trigo y el maíz, sin embargo, mantuvieron y mantienen el esqueleto social. Estas tres expresiones de la loboriosidad y la implantación de costumbres, evolucionaron conjuntamente proporcionando el desarrollo, complementado en tiempo recientes con las disciplinas que nos proyectaron a tareas superiores que llegaron con la industria, y se acomodaron a los tiempos presentes con la multiplicacion de cables y pantallas por la que transitan servicios hasta hace poco inimaginables.

Chile
El frenesí del hombre nunca se detiene, y el avance sobre la naturaleza tiene al fin un vallado largamene anunciado: la invasión soterrada de organismos extraños, de una especie a otra, favorecida por la comunión final de la ambiciosa creencia que al hombre (y a la mujer) le estaba permitido todo, incluso la invasión a círculos guardados por la naturaleza siempre descuidada.

Así llegaron los tiempos actuales: así la pandemia atrapó la ambición de ser mas. Y en ese escenario nos encontramos. No será facil superar el momento. Pero no imposible. En tanto largos estantes atestado de vino esperan ser tomadas en la región, o viajar hacia un destino señalado gracias a los modernos delivery´s. El vino vuelve a las viejas tertulias de amigos. A las regiones distantes transitando caminos nuevos, Seguramente no será un retorno avasallante, sino moderado, pero ahora fascinante en un camino de nuevas conquistas.

Lo que hay detrás de una botella

Mientrasn tanto es facinante pensar que hay detrás de una botella de vino. Y aquí, pienso, está lo mas grato al seleccionar un vino para conocerlo mejor. Detrás de una botella de buen vino hay una infraestructura de producción que, no pocas veces, da trabajo a un pueblo completo. Detrás de una botella, hay cristalerías, que fabrican cada botella con la colaboración de empleados especializados en ello.En cada etiqueta, hay un artista, o varios, que trabajan para hacerle mas placentero el apreciar o seleccionar un vino. Y en cada botella de vino hay un cierre en cuya fabricación se esmeraron obreros especializados. Por supuesto, en un vino embotellado, hay todo una serie de transferencia de conocimientos que comenzaron en una academia superior de enseñanza: es la capacidad donde el enólogo de su vino aprendio a hacer el mejor vino.

Y aún mas,, apreciando que en un paseo del vino en los centros del gusto de su experiencia, participan empleados, obreros, obreras, transportistas, y proveedores de servicios de distintas especialidades y muchos otros de diversos oficios..

Tal vez vender un vino sea la tarea más fácil, pero que complace y participa del interés que esa botella despierta en usted. amigo lector. Son parte también del esfuerzo de poner una copa de vino en sus manos. Cuando usted saboree y aprehenda el placer de un buen vino seguro no pensará en esto.

Su pensamiento está navegando en sensaciones especiales. Pero es curioso cómo lo que usted escoge para su placer, es fuente de alegría para una familia, un profesional, un camionero, un chacarero o un botellero que tal vez no conozca pero al que le está asegurando la participación en un trabajo que eleva su pasatiempo en un servicio de especiales características, especialmente en este tiempo de Pandemia de la humanidad.

Salud, por ello.

Editado en el Estudio de la Dirección de Diario del Vino en Buenos Aires, Argentina. Material de archivo, imágenes y fotografías en Estudio de Ensenada, Baja California, México. 

Ultima vez modificado Viernes, 29 Enero 2021 02:20