El covid-19 derriba un mito: llegó a la Antártida

Dic 22, 2020
 WineFuture
 
 
 
 
 La Pandemia destruye un mito chileno y pone en peligro el personal de varias naciones en la Antartida. 
Hasta el 21 de diciembre, la Antártida era el único continente al que el coronavirus no había llegado, la última frontera a la pandemia. Pero ya la ha atravesado. Chile ha informado de un brote de COVID-19 en la base Bernardo O'Higgins Riquelme, después de que 36 personas dieran positivo al test de la COVID-19.
De los 36 positivos confirmados, 26 son militares chilenos y los otros diez son contratistas civiles que estaban realizando trabajos de mantenimiento en la base, según un comunicado del Ejército chileno recogido por las agencias de noticias. Fueron sometidos al test después de presentar síntomas del nuevo virus.
Sin embargo, el problema no se centraría allí, nada mas.
 
En realidad Chile está sufiendo los embates del coronavirus en los más profundo de su territorio.
Sin embargo las autoridades chilenas no se amedrentan: tempranamente firmaron un convenio con uno de los principales laboratorios del mundo que ya tiene la Vacuna para distribuir en territorio chileno.
Pero, con el avance acelerado de la penetración en el continente Antártico. Se calcula que de un solo infectado hoy hay ya mas de 30,que han denunciados los síntomas de la Epidemia y estarían siendo monitoreados para su atención inmediata. La otra cara de la información es que en la zona se encuentran varias estaciones de observación con personal militar y civil de otras naciones, y hasta la Argentina tiene su propio territorio Antártico muy cerca de la chilena.
Base chilena
Esto por supuesto puede ser motivo de observacion y discusión entre paises, sobre el tema de quien se ocupa de socorrer a los alcanzados por el virus.
Hasta el momento solo Chile tiene la posibilidad de conseguir en un plazo breve parte de las vacunas compradas, que aún no sería suficiente para su territorio continental, y si debiera colaborar con las naciones obviamente debera retirar de los cupos que dedicaría a la atención de sus propios connacionales.
En pocos dias mas veríamos como resuelve el país esta verdadera emergencia dentro de la de mayor volumen, como la propia Epidemia en su territorio. Pero por lo pronto, un mito se derrumba.
 
Siempre se sostuvo que Chile era uno de loa países mas seguros respecto a ataques de plagas o virus, dado que sus fronteras están rodeadas de accidentes geográficos dificil de ser violados por gérmenes dañinos.
El desierto de Atacama en el Norte, la Cordillera de los Andes en el Este, el océano Pacífico en el oeste y los hielos de la Antártida en el sur garantizaron siempre la inmunidad chilena. La misma viticultura mundial se salvo de desaparecer cuando las plaga de la filoxera atacó a Francia y luego a toda Europa.
Entonces nacía el vino chileno favorecido por su territorio dado que muchos viñateros franceses arribaron con sus estacas de vid para instalarse en los ubérrimos valles de Chile.
Fué así, atajando un plaga, como Chile capto la vid de Europa y fué el principal heredero de los tesoros del buen vino que actualmente disfruta junto con Argentina.
Ahora el problema tiene otras características.
 
¿Podrá Chile proteger a los asentamientos de otras naciones de la Antártida? Buen interrogante: eso está por verse.
Lea aquí el informe completo que origina esta nota perteneciente a la agencia euronews.com/
Editado en el Estudio de la Dirección de Diario del Vino en Buenos Aires, Argentina. 
Ultima vez modificado Jueves, 24 Diciembre 2020 11:58