Economía.Pandemia: Ultimo tango en Buenos Aires

Jun 20, 2020
Esta nota tiene un valor testimonial que es probable se deba estar dando en mas de un país, sobre todo de nuestro sensible entorno americano. La imagen que usted está viendo en la apertura de nuestra nota, corresponde a una emisión de hace instantes, transmitida por la señal de Todo Noticias, una emisora que transmite desde Buenos Aires y se distribuye hacia el mundo en tiempo real.
 
La elegimos por varios motivos, pero sobre todo para mostrar sin muchas palabras (es un decir) la realidad que vive Argentina, encerrados sus habitantes en una cuarentena de 97 dias.
Presidente, Gobernador Buenos Aires y Jefe de Gobierno de Buenos Aires.
Reunión frecuente con el periodismo del Presidente Alberto Fernández acompañado por el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y a la derecha de la foto, con el gobernador de la provincia de Buenos Aires
 
Esta es una de la mas larga - sino la mas larga - del mundo. Y corren rumores que la medida seguirá en vigencia un tiempo mas.
 
El hecho alteró absolutamente la vida, las costumbres y - sobre todo - la economía de este país al punto de hacer crisis, comenzando por erosionar la integridad de la sociedad, empezando  por los sectores de menor poder adquitivo que vive hacinado en villas pobladas por el último segmento de la pobreza del país, e integran inquilinos locales e inmigrantes.
 
Hace pocos dias escribimos sobre el tema, en nota en la que ofrecimos testimonios que pueden apreciar en este link. Si bien es cierto el estado social actual del país no es culpa de esta presidencia, sí le corresponde las generales de la ley porque el Dr. Alberto Fernández es ya un experimentado ejecutivo de la extructura de gobierno del peronismo más retrógrado; el mismo que construyó históricamente su poder con una bien delineada política, de lo que se denomina en la jerga de partidos como un "pancho y  una cola por un voto".
 
Así se construyó esta pobreza que la prensa internacional señaló el año pasado en plena campaña de elecciones presidenciales, que este país - con mas de 45 millones de habitantes - tenía entonces un explosivo cinturón compuesto por una población de más del 30% de los habitantes, en situación de pobreza. Realizada las elecciones y entregado el gobierno nuevamente al Peronismo que ganó con el Frente de Todos, recibió de Mauricio Macri un país devastado cerrando el círculo recurrente del mismo sistema que impera desde el año 1955 hasta el presente. El hecho estuvo rodeado de un cuadro de incertidumbre total. Primero por lo reñido de la lucha política abierta y despiadada de los dos frentes (el del señor Macri y el del peronismo) que fué bautizado con el nombre de lucha de la grieta. Existen sí antecedentes históricos en ambas fuerzas dominantes de la política argentina, de flagrante traición a la buena fe de los votantes. Seguramente hay siempre actitudes de rectificar costumbres de la clase política, pero finalmente después de las urnas, el fútbol es un espectáculo de catarsis para todos. 

 
 
El tema de la grieta fué una excusa: Esta hace referencia al histórico enfrentamiento de dos sectores que luego de la opresión indigna y violación de los DD.HH. por las fuerzas armadas entre los años 1976/83, se mantuvo en el tiempo hasta ahora, generando el actual cuadro de miseria (se habla ya de un 60 % de los niños sumergido en la pobreza que se generaliza).
 
Recibido - decíamos - el poder por el peronismo con la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner, el nuevo presidente desde el 10 de diciembre a febrero del presente año, gobernó en realidad sin explicitar un plan completo, solo manteniendo una permanente evasiva sobre el tema. Tal vez el principal interés del nuevo gobierno fué solo la preocupación del reacomodamiento de la burocracia inserta en los distintos organismos dependiente del Gobierno nacional, en el país y en las representaciones en el exterior. Esta es una función delicada porque el que se va, deja sus topos en la administración, perseguidos y reemplazados por el nuevo gobierno que reinstala las plazas libres a sus topós propios.  
 
Así - casi de repente pero con avisos de la realidad asiática - llegó la pandemia. Lo pilló al nuevo gobierno en la extructuración de su administración sin dominio de la información que pudiera alertarlo mejor, sobre los entretelones de la tormenta que daba señales con luces rojas.
 
A partir de ese momento las intenciones del gobierno se centralizaron en conjurar la crisis. Es muy poco lo que ha conseguido: ahora después de 97 dias de una cuarentena impuesta con rigor admitido por el susto de la población y la realidad letal del virus en el mundo, Argentina despierta ante una realidad peor de aquella en que los millones de habitantes creían haber salido el 10 de diciembre. Sería injusto sin embargo dejar de pensar, qué otro camino hubiera imaginado Fernández o la viudad de Kirchner.
 
Y en este punto volvemos a la foto. El resultado es éste: se trata de un desgarrador relato de un empresario PYME (Pequeña y Mediana Empresa) del día 24 en  un medio de la cadena informativa mas importante del país.
 TN TV Buenos Aires
 
El llanto del momento que envuelve no sólo al reporteado arriba por TN, sino también a la conductora del espacio, se debe al crudo relato de su estado emocional, cuando cuenta las viscisitudes que le aflijen. No puede abrir las puertas de su negocio al público. En estos 97 días perdió su capital, comienza a enfrentar deudas y no puede responder al pago de sus empleados. Oviamente - sospechamos - la misma manuntención de su familia.
 
El estudio de televisión en Buenos Aires quedó encerrado en una burbuja compartida por personal artístico y técnicos en una brumosa realidad palpable que, seguramente, alcanzaba a todos.
 
Empresarios del Campo
Clase media, comerciantes, profesionales, pequeños industriales, productores agropecuarios, ganaderos medianos: una clientela con influencia y con compromisos con quienes le acompañan: obreros, empleados y proveedores. Quienes conocen de marketing electoral diría que es público calificado. 
 
El hecho no es aislado: mas allá de lo emocional, marca una situación (Foto de Arriba) que pareciera no ser advertida por el gobierno en su real dimensión, aunque otras señales con un enfrentamiento inútil también con sectores de la clase media, tuvo a campesinos protestando este fin de semana pasado en una ruta de un anillo de pueblos aglutinados por el cultivo de soja, maíz , algodón, etc., y una variada producción que tiene - o tenía - por destino la exportación.
 
El motivo fué la intención del Ejecutivo a cargo de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, de expropiar el único complejo agroindustrial de neto capital nacional con una valor de mas de 5 mil millones de dólares. ¿Motivos? El Presidente lo sabe porque es Presidente. Los jueces tampoco entienden al presidente. Y los dueños de la fábrica - por supuesto - no coinciden con el Presidente.
 
Mañana (26/6) comiena otro capítulo, dicho esto con la intención de una figura de promoción de serie televisiva: ¿Tendrá el gobierno la capacidad de rectificar el rumbo que le exige su base mas preciada?. Espere el próximo capitulo de este folletín basado en la realidad.La emisión irá en directo.
Editado en la Redacción de Diario del Vino en Ensenada, Estado de Baja California, México. 
 
Ultima vez modificado Domingo, 28 Junio 2020 04:37