Argentina: El vino en pandemia II. Delivery Via Aérea.

May 20, 2020
Lo dijimos en nuestra primera nota relacionada con el comportamiento de losvinos en este Tiempo de Pandemia  y de amenazas del coronavirus. En ella enfocamos los problemas de consumo que soportan los vinos de España y generan pedidos de asistencia a una de las principales fuentes de recursos y puesto de trabajo de la península.
 
Algo muy parecido pasa en todos los centros de vitivinicultura del mundo. La reducción del consumo es la constante. Y la precaución y moderación con responsabilidad es la otra. Desgraciadamente en este último faltan una campaña de alerta, evitando un problema en el que los platos rotos lo pagan los mas débiles o vulnerables.Sin embargo, este es otro tema, que merece un tratamiento mas profundo que una simple noticia.En cuanto a la noticia en sí vamos a ella: Y la misma nos cuenta que Argentina encontró una brecha para acercar su excelente oferta de vinos a China. La misma consiste en la utilización de un avión Boing de la Empresa Aerolíneas Argentinas que al iniciarse la pandemia, debió comenzar a cubrir con frecuencia y adaptando la cabina de pasajeros del avión, al transporte de carga.
 
En principio el servicio estaba destinado al transporte hacia Buenos Aires de insumos para la atención de los enfermos del virus, como respiradores e implementos variados. Alguien pensó en el problema del medio pasaje con las cabinas vacías y la sugerencia vino de inemdiato.//¿Por qué no utilizar ese espacio para transportar exportaciones para China?
Shanghai
Shanghai, primer punto de encuentro de los vinos de Mendoza (Argentina) con China
 
Esto y señalar al principal recurso exportable a mano, elaborado, envasado y pronto para la venta fue uno: el vino. Extenderse en el quien fue encajar la pieza en el lugar exacto: Mendoza. Así nacio la idea de enviar los vinos de Mendoza a los ahora excelentes consumidores asiáticos. El operativo estuvo a cargo de la Cancillería de Argentina y Coviar (Corporación Vitivinícola Argentina) que nuclea a bodegas que tienen un rasgo común: la excelencia en el "hacer" un buen vino. //Obviamente la oportunidad tiene antecedentes. En principio la fuerte incidencia en el presupuesto nacional de los mas de 800 millones de dólares de valor anual que reportan la exportación de vinos: una cifra comparable a las de la cosecha fina de la Provincia de Bueos Aires, ese amplio granero del mundo.
 
Hasta el momento los principales abastecedores de Vino de la región a China eran las Bodegas de Chile y de Australia. Dos factores distintos les priva en la actualidad de cumplir con la totalidad de los acuerdos con China. Chile tiene graves problemas de transporte debido a la capacidad cubierta en exceso de los puertos asiáticos por el mismo problema de la pandemia. En el caso de Australia, es producto de un cortocircuito de índole politico. Asutralia paso para los chinos a la vereda de enfrente, al acompañar a Estados Unidos con las denuncias en contra de China por el mismo brote de corona virus. Se ocupó de anular el trato de suministro de Australia.
 
Así el camino de Mendoza quedó expedito, con la colaboración de la empresa de vuelos del Estado. De todas maneras, el tema puede dar para el análisis. Estas reservas la señalamos en nota anterior. En síntesis la contiuidad de este proyecto dependería del retorno del brote de coronavirus a China, incluso con un virus con sus características de mutantes, que lo hace mas peligroso. En ese caso habrá que esperar las consecuencias económicas, sumadas a las nuevas que habría que afrontar y las reales posibilidades de China de hacerles frente, sin descuidadr la economía propia. El país se encuentra en este momento en el limite de su capacidad para sostener a sus clases mas necesitadas. Pero asimismo, está atravesando un momento clave de su Historia grande, y cualquier desliz en el tratamiento de este proceso, puede ser insoportable para la sustentación de su filosofía política.
 
Caballero de la Cepa Para cerrar esta nota sobre Argentina y las consecuencias sobre el vino, hay que destacar un trabajo de marketing  con un argumento de cuarentena. Estuvo a cargo de Finca Flichman, una antigua bodega argentina. Una marca de tradición de decena de   años de la bodega cambió el nombre de uno sus vinos mas celebrados. En los años precedentes medidos en decenios, este producto se llamaba Caballero de la Cepa y fue uno de los caballlitos de batalla de la Bodega. Lo presentan ahora aggiornado como   Caballero de la Casa. Obviamente, al compás del hecho principal de la cuarentena: la casa, el hogar. "Quédese en su casa", "Caballero de la Casa" (Clik en imagen izquierda mas sobre Finca Flichman).
 
 Les deseamos suerte y como siempre le decimos: Ojalá sea para bien.
 
 Editado en la Redacción del Diario del Vino de Ensenada, Baja California, México. 
 
Ultima vez modificado Sábado, 23 Mayo 2020 17:30